Ibex 35

Los inversores a crédito apuestan por una caída de la Bolsa

El rebote de la Bolsa desde los mínimos de enero no convence a los pequeños inversores. Las apuestas bajistas en operaciones a crédito dominan y acaparan ya el 89% del total.

A la Bolsa española le cuesta despegar. Las incertidumbres abundan y los 14.000 puntos se han convertido en una barrera difícil de superar. Los pequeños inversores esperan más caídas. Al menos eso revela la evolución de la operativa a crédito, segmento donde las apuestas bajistas (o de venta) alcanzan un saldo vivo de 87,7 millones de euros, el 89,6% del total, frente a los 10,18 millones que acaparan las posiciones alcistas (o de compra).

Mediante las operaciones de crédito al mercado los pequeños inversores pueden comprar títulos sin desembolsar todo el dinero que les costaría en el contado, o bien vender acciones que no poseen con la expectativa de recomprarlas más baratas si piensan que van a caer.

Si bien el volumen del crédito al mercado es muy pequeño, el saldo vivo total alcanzó los 97,9 millones de euros la semana pasada, sí sirve como termómetro del sentimiento de mercado. Un indicador que revela la expectativa de caídas en el futuro próximo.

Atendiendo a los datos del pasado 6 de mayo, los valores en los que se observan las mayores apuestas bajistas corresponden a los más líquidos del Ibex. Santander, BBVA, Repsol y Telefónica encabezan la lista. Por el contrario, las mayores posiciones de compra las acaparan BME, Bankinter y Telecinco, tres de los cuatro valores más castigados del Ibex en lo que va de ejercicio.

'Los mayores incrementos de demanda este año han sido para constructoras, inmobiliarias y banca mediana. Es natural que los grandes valores acaparen los mayores volúmenes porque son los más líquidos', explica José Miguel Cortés, operador de préstamos de valores de RBC Dexia, una de las pioneras en préstamo de valores y antes conocida como Bancoval.

Las entidades financieras, los bancos, las cajas y las aseguradoras también temen caídas bursátiles. Los grandes jugadores del mercado operan a crédito mediante el préstamo de valores, una operativa que a diferencia del crédito al mercado no está regulada y se realiza de manera bilateral entre dos partes. Esta estrategia también trata de aprovechar las caídas bursátiles. La semana pasada el 13,9% de los títulos de las acciones del Ibex estaban prestadas. Una cifra ligeramente inferior al 14,9% del 23 de enero, fecha en la que el Ibex tocó mínimo del año.

Hasta marzo (no hay datos oficiales más recientes) el volumen de títulos cedidos alcanzó los 93.034 millones de euros, una cifra, de momento, inferior a los 121.010 millones de euros de finales de 2007, ejercicio en el que esta operativa se disparó coincidiendo con el estallido de la crisis financiera.

Los grandes del índice como Santander (29,2%), Iberdrola (27,4%), BBVA (22,3%), y Telefónica (+22%) tienen más del 22% de su capital prestado, mientras que Telecinco (33%) o Banco Popular (39%) destacan con porcentajes incluso superiores. Por el contrario, Banesto (2,6%), Iberdrola Renovables (2,8%), Mapfre (3,4%) y Gas Natural (3,4%) tienen proporcionalmente el menor número de títulos prestados.

Comisiones del 20% en la banca

La crisis financiera ha disparado los costes de financiación para algunos valores. El préstamo de valores es una cesión temporal de títulos a cambio de una comisión y unas garantías como colateral. Generalmente si la compañía es líquida y no hay una gran demanda de títulos prestados, los tipos de interés resultan asequibles, algo que no ocurre cuando el mercado desconfía sobre la evolución de un valor.

'Lo que se negocia es el tipo de interés y las garantías se remuneran a Eonia. Las comisiones pueden oscilar entre el 0,1% para los grandes valores del índice como BBVA, Santander y Telefónica hasta el 20% que se paga ahora por Banco Sabadell. Los intereses se pagan sobre la cuantía del préstamo y se liquidan de forma mensual', explica José Miguel Cortés, de RBC Dexia.

La alta demanda que ha suscitado el préstamo de valores en el segmento de la banca mediana ha encarecido mucho esta operativa. Aunque no es el único segmento. 'Sacyr Vallehermoso también ha estado muy demandado y el préstamo se ha encarecido casi tanto', añade Cortés.