Desaceleración

Rato apela al consenso entre países como receta frente a la crisis

El ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) Rodrigo Rato advirtió hoy de que el creciente aumento de los precios de las fuentes energéticas ¢no puede ser parado por un solo país¢ y subrayó la ¢necesidad de un consenso¢ entre las economías desarrolladas y las nuevas emergentes como China o India para afrontar el escenario de crisis al que se enfrentan los mercados internacionales.

En el transcurso de una conferencia en Londres invitado por Unión Fenosa, Rato proclamó un ¢cambio de ciclo¢ en el contexto mundial que, según él, sólo se podrá gestionar a partir de un ¢acuerdo global¢ entre las potencias industrializadas y los países en crecimiento, cuya opinión instó a ¢reconocer¢ para propiciar un nuevo escenario en la liberalización del comercio internacional.

No obstante, el actual consejero asesor internacional del Banco Santander consideró que, por su parte, las economías emergentes también deberán emprender un trabajo paralelo de ¢asunción de sus nuevas responsabilidades¢ en las inversiones y en las propias ¢reglas del mercado¢, en un contexto en el que censuró la estrategia de nacionalización masiva empleada por gobiernos como los de Venezuela o Bolivia.

Así, pese a reconocer la ¢complicación¢ que este consenso requiere, Rato lo juzgó imprescindible para hacer frente a retos como el de la crisis crediticia que afecta al sistema en su conjunto desde el pasado verano o el imparable aumento del precio de fuentes energéticas básicas como el petróleo o el gas, que al convertirse en un ¢activo financiero¢ han ¢constreñido¢ el crecimiento mundial y amenaza por consolidar el escenario de recesión generalizada en las economías de todos los países.

Al respecto, consideró una ¢lección aprendida¢ la necesidad de que el sector financiero y los reguladores trabajen de forma conjunta para ¢reforzar la capacidad de evaluar riesgos¢ como los que atenazan al mercado en la actualidad, si bien lamentó que ¢a veces se olvide¢. ¢Los cambios operados hacen insostenible el nivel de autocomplacencia de los mercados de crédito¢, declaró, en el sentido de que ¢su deterioro afecta a todos los países¢.

Ralentización del crecimiento

Una evolución a la que se suman los incrementos récord de los precios del sector energético que, no obstante, no se vieron traducidos en las inversiones y conducen a una ralentización del crecimiento que, para el ex vicepresidente del Gobierno español, constituye ¢uno de los retos de hoy¢. Además, Rato aprovechó este punto para reprobar la estrategia de nacionalización masiva de las fuentes energéticas promovida por gobiernos como el de Rusia, Venezuela o Bolivia para controlar la producción y sus efectos en el freno a las inversiones y en la propia carencia final de recursos.

En consecuencia, dedujo que la fórmula para solucionar esta situación pasa por una ¢agenda estructural¢ que, aún respetando la autonomía y necesidades de cada uno de los países, equipare unas condiciones en las que se garantice a los países emergentes ¢una voz más fuerte¢. Así, reprobó a los industrializados por ¢creer que pueden imponer un nuevo armazón financiero¢ en períodos de dificultad. ¢No, se ha demostrado¢, sentenció.

Para este proceso consideró la Ronda de Doha ¢prioridad política¢ para ¢estabilizar una nueva base de liderazgo¢ en la que los nuevos países en expansión deben ¢abrirse a la inversión extranjera y a la propia doméstica¢ en lugar de enquistar el control del Estado sobre los bienes y posibilidades que atesora. ¢No será fácil convencerlos de que accedan a la liberalización, pero es el reto para los próximos años¢, añadió, tras lo que advirtió de que ¢retrasarlo¢ ocasionará graves ¢daños¢ al sistema.

Más flexibilidad en la economía española

En cuanto a la situación en España, Rato afirmó que debe emprenderse un cambio estructural en política económica que le permita ser más flexible y transparente para poder hacer frente de una mejor manera a la crisis global, que viene de fuera. ¢España debe embarcarse en hacer su economía más flexible y transparente, especialmente al no poder manejar la política monetaria¢, señaló. Rato señaló que la flexibilidad por la que aboga no se refiere sólo a la política laboral, sino que debe afectar también a otras políticas, como la financiera y la laboral.

El ex director gerente del FMI aseguró que la flexibilidad es ¢fundamental¢ para hacer frente a los cambios externos, en este caso la crisis hipotecaria y crediticia, la pérdida de confianza y el alza de los precios de las materias primas, especialmente de los hidrocarburos.

Rato, que en la actualidad asesora al Santander y a Criteria CaixaCorp y trabaja también para el banco de negocios estadounidense Lazard, afirmó que la flexibilidad siempre ha ayudado a España y que en este momento vuelve a ser necesaria.

Peculiaridades de España

Sin embargo, indicó que, mientras que en su época de ministro era más sencillo adoptar las medidas adecuadas, ya que las altas tasas de desempleo y de déficit público hacían evidentes las prioridades, ahora las políticas concretas no están tan claras.

Según Rato, España cuenta en la actualidad con unas peculiaridades con respecto al resto de miembros de la Unión Europea (UE), como son haber registrado un gran crecimiento durante la última década y presentar un gran déficit por cuenta corriente. ¢Mantener un déficit por cuenta corriente tan alto es insostenible¢, aseguró.

Reformas estructurales

Por ello, Rato abogó por llevar a cabo reformas estructurales, ya que España, como el resto de miembros de la zona monetaria única, no puede manejar a su gusto la política monetaria, como sí que hacen Estados Unidos y el Reino Unido.

Pese a este último aspecto, el ex máximo dirigente del FMI afirmó que no percibe ningún problema para España por contar con una moneda tan fuerte, que en los últimos meses se ha revalorizado frente al dólar hasta alcanzar niveles récord.

Rato se mostró confiado en que la economía española pueda sobreponerse a la crisis global si lleva a cabo estas reformas, ya que, a su juicio, dispone de ¢importantes activos¢, como son ¢uno de los mejores¢ servicios financieros y un buen sector de servicios.

Con el objetivo de mejorar la transparencia de la economía española, Rato abogó por dinamizar las oportunidades de inversión en los mercados nacionales.