Divisas

Los expertos creen que el euro tocó su techo en 1,6 dólares

El cruce del euro contra el dólar se encareció ayer y llegó a superar las 1,54 unidades, después de que el BCE decidiera mantener los tipos al 4%. Pero la dirección del viento ha cambiado en el mercado y sopla ya contra la moneda comunitaria. Los expertos admiten que el cambio de 1,6 dólares representa ahora el techo de la escalada de la divisa.

Ha terminado el ascenso meteórico del euro? A la Comisión Europea y a los Gobiernos del G-7 les gustaría que la respuesta fuera que sí. Y así parece, de momento, aunque el rumbo de las divisas es uno de los más difíciles de predecir. Pese al repunte de ayer, el euro ha perdido un 3,7% contra el dólar en las últimas dos semanas, y el cambio histórico de 1,6 dólares alcanzado el 22 de abril se presenta como un punto de inflexión.

'Cuando se está en una trayectoria alcista es muy difícil ver el techo, pero ahora parece que está algo más claro. Tras mucho tiempo de una tendencia bajista, el dólar está ahora en un terreno distinto', confirma Fernando Hernández, de Inversis.

El sentimiento general es que hay un cambio de ciclo de los tipos de interés: mientras se extiende la convicción de que la Reserva Federal ha puesto punto final a la fase expansiva, ahora se empieza a vislumbrar que el BCE apenas tiene margen para endurecer la política monetaria.

El avance del IPC en Europa hace difícil que el BCE pueda abaratar el dinero

Los inversores del mercado de futuros dan prácticamente por descartado un eventual recorte de los tipos por parte de la Fed. Hace un mes, un 42% esperaba que el precio del dinero cayese al 1,75% en la reunión del próximo 25 de junio, era la opción mayoritaria. Ahora, el 74,5% apuesta a que el nivel se quedará estático en el 2%, mientras que la rebaja sólo la pronostican el 12,6%.

Credit Suisse también considera que el euro está sobrevalorado y apunta varias razones para esperar un inminente fortalecimiento del dólar, entre los que destacan los siguientes: 'El déficit por cuenta corriente de EE UU está mejorando rápidamente; las expectativas actuales apuntan a una compresión de los diferenciales de tipos de interés y la brecha de crecimiento también tiende a acortarse, con una perspectiva mayor hacia un ritmo decepcionante en Europa'.

El banco Merrill Lynch pronostica una depreciación sostenida del euro tanto con el dólar, como con el yen. Así, para el cierre del año, la entidad estadounidense prevé un cruce próximo a 1,48 dólares y 151 yenes por unidad, lo que implica un deterioro del 7,3% frente a la moneda japonesa y del 3,9% contra el dólar.

Con todo, hay que recordar que las perspectivas de que el BCE aplique una rebaja inmediata de tipos son escasas, por no decir nulas. El mandato de la autoridad monetaria es garantizar la estabilidad de precios, lo que se traduce en un IPC armonizado del 2%. El hecho es que en poco más de medio año, la inflación media de la eurozona ha pasado del 1,7% al 3,6% y la firmeza de la senda apreciadora de las materias primas da pocas opciones a una tregua a corto plazo.

Perspectivas

Simon Ward. New Star. 'No creo que vaya a ver un rally sostenido del dólar contra el euro por tres razones: primero, es improbable que el diferencial de tipos se estreche pronto; segundo, los tipos reales americanos siguen siendo negativos y, último, los datos evidencian que los inversores no están altamente infraponderados en dólares'.

José Carlos Díez. Intermoney. 'Es probable que la cotización de 1,6 dólares haya marcado el techo de la caída del dólar. Hasta hace poco, la cotización estaba descontando un escenario de crisis sistémica, muy complicada, y ahora se va hacia un escenario más normal. Pero todo eso no quita que los fundamentos del dólar sean de debilidad'.

Antonio Villarroya. Merrill Lynch. 'El sistema financiero, a nivel mundial, parece que está mejor de lo que se esperaba y ahora hay menos riesgo de que la situación empeore, aunque hay una cierta debilidad en ambos bloques. Haría falta que hubiera una convicción muy sólida de la recuperación de EE UU para ver una fortaleza sustancial del dólar'.

Fernando Hernández. Inversis 'El dólar debería fortalecerse contra el euro por una cuestión, tanto de ciclos económicos, como de los tipos de interés en EE UU. La rebaja de tipos de la Reserva Federal no será duradera y hay una percepción de que la economía europea se va a moderar. Todo eso favorece la cotización del dólar'.