Dirección

La hotelera Riu descarta apoyar al accionista disidente del grupo TUI

Riu Hoteles apoyará hoy la continuidad del presidente del grupo TUI, Michael Frenzel, en la junta de accionistas del grupo turístico alemán. Hace dos días, el mayor inversor y oponente de Frenzel, el noruego John Fredriksen, contaba ya con el apoyo del 30% del capital.

La carrera comenzó hace un mes. En un intento de ganar peso dentro de TUI, la mayor empresa turística a nivel mundial, el noruego John Fredriksen elevó su participaciones en el capital de un 5% a un 11,7% para convertirse en el mayor socio del grupo. El noruego iniciaba entonces una gran campaña de desprestigio hacia el actual presidente de la empresa, Michael Frenzel y el jefe del consejo de vigilancia, Juergen Krumnow, basada en la diferente opinión que mantienen respecto a la venta de la división naviera de TUI, Hapag Lloyd.

Para poder conseguir su objetivo de retirar la confianza sobre Frenzel y forzar la dimisión del actual jefe del consejo, el magnate noruego necesitaba apoyos. Mientras, el presidente hacía campaña por su parte.

Aunque normalmente menos de la mitad del capital con derecho a voto está representado en la junta de accionistas, los votos de hoy determinarán si la estrategia de Frenzel de separar el negocio turístico del naviero se puede desarrollar o no y si se puede completar la venta de Hapag Lloyd.

Ante este ataque, Frenzel ha provocado al mayor accionista procurándose un grupo que le guarde las espaldas. Entre ellos figura la cadena hotelera Riu (5,2% del capital). Según la empresa mallorquina, Carmen Riu, que posee un asiento en el consejo, respaldará al actual presidente en su decisión de separar la naviera. Además no cree que sea necesario dar dos asientos a Fredriksen para que entren accionistas afines al noruego. El otro peso pesado con el que cuenta el actual presidente es el apoyo del multimillonario ruso Alexei Mordashov (que posee un 10% de la compañía y está empeñado en relanzar el pilar turístico de TUI).

El naviero noruego, por su parte, también ha ido recabando apoyos hasta llegar a admitir que tendrá la mayoría del capital de su lado. Hace dos días contaba con el 30% de los apoyos, según Reuters. Entre ellos, un grupo de inversores estadounidenses, con el 7,5% de los derechos de voto. Además, Fredriksen cuenta con los votos del fondo británico Hermes, el americano Guy Wyser-Pratte y la compañía noruega Skagen.

Los otros socios españoles, el grupo Matutes (con un 3,1% del capital) y Caja de Ahorros del Mediterráneo (5%), no han desvelado a que grupo apoyarán hoy. Su decisión puede ser clave para el futuro de la empresa.

Sopesa comprar el 49% de su propia división turística

Las acciones de TUI Travel subían ayer un 4% hasta las 2,5 libras en la Bolsa de Londres tras la noticia aparecida en prensa de que la compañía TUI AG tenía pensado comprar el 49% de la división turística que aún no poseía. Según la edición alemana del Financial Times , Michael Frenzel, presidente de la alemana TUI AG, ha dado a entender ya que utilizará la liquidez que obtenga con la venta de Hapag Lloyd (que se estima en 46.000 millones) en esta operación. Ahora TUI Travel está formada por la parte turística de TUI AG, que no incluye hoteles, y First Choice. La fusión se produjo en septiembre del año pasado.