Fin de la exclusividad

Vodafone pacta con Apple vender el iPhone en 10 países

El móvil más famoso del mundo estará finalmente en manos de la operadora celular más grande del globo. Tras años de negociaciones y desencuentros, Apple y Vodafone han firmado un megacontrato que llevará el iPhone a 10 países y que supone por primera vez la ruptura con el modelo de exclusividad en la venta.

Apple ha dado un giro de 180 grados a su estrategia en la venta del iPhone, el ultrafamoso móvil con MP3 de la compañía de la manzana. La notoriedad del terminal en todo el mundo ha roto esquemas, pero las ventas no han respondido a las expectativas, sobre todo en Europa.

Por eso llega una segunda andanada. Apple está a punto de lanzar la nueva versión del iPhone, con la tercera generación celular, y la política va a cambiar. Para empezar, la empresa de Steve Jobs ha recurrido al líder mundial del móvil, Vodafone, como revulsivo. Las dos compañías habían negociado en el pasado, pero jamás llegaron a un acuerdo. De hecho, es Telefónica la que vende el iPhone en exclusiva en Reino Unido, el territorio que vio nacer a Vodafone.

La situación ha cambiado. Apple y la operadora celular han cerrado el acuerdo más amplio de los firmados hasta ahora para la venta del iPhone; el primero que no afecta sólo a una nación. A lo largo del año, Vodafone lo distribuirá en 10 países, que cubren una población de 1.400 millones de personas.

La nueva andanada del ultrafamoso móvil llegará a 1.400 millones de personas

La segunda variación en la estrategia de Apple es incluso más relevante: la exclusividad en la venta se rompe. Hasta el momento, la compañía informática de San Francisco elegía al líder del mercado para que fuera distribuidor único en cada país. Apple firmaba con la escogida un acuerdo por el que se embolsaba un tanto por ciento de los ingresos que generaran los usuarios celulares, mientras que la operadora vendía el iPhone ligado siempre -salvo en determinados casos en Francia- a un contrato a largo plazo con una cuota mensual prefijada.

La nueva época del iPhone será diferente. Como adelantó CincoDías el pasado 29 de abril, Apple ha estado replanteándose el modelo de exclusividad y ha decidido suprimirlo en algunos países. El primero que se hace oficial es Italia, pero no porque Apple lo haya anunciado o haya dado explicaciones. En absoluto. La empresa mantiene su tradicional mutismo. Sin embargo, Vodafone y Telecom Italia coincidieron ayer en hacer público el acuerdo con Apple para vender el iPhone en el mismo país: Italia. Será la primera nación del mundo donde dos operadoras vendan a la vez el terminal.

En el resto de los nueve países donde Vodafone ha anunciado la salida del iPhone no hay, por el momento, un segundo operador que tenga un acuerdo con Apple. Son Portugal, República Checa, Australia, Grecia, India, Egipto, Nueva Zelanda, Sudáfrica y Turquía. Pero la teleco ha rehusado confirmar si será el vendedor exclusivo, lo que también supone una diferencia con los acuerdos anunciados hasta ahora, donde siempre se ha destacado este hecho.

Los seis países donde ya se vende el iPhone quedan fuera de la lista de Vodafone. Todo apunta a que, por ahora, Telefónica, Orange, AT&T o Deutsche Telekom pueden estar tranquilas y seguir vendiendo solas el teléfono en Reino Unido, Francia, Estados Unidos y Alemania.

Hay un tercer cambio en la estrategia de Apple que sigue siendo una incógnita. Varios altos ejecutivos de Vodafone -el consejero delegado mundial, Arun Sarin, y el presidente de la filial española, Francisco Román, entre otros- adujeron dos motivos para rechazar la venta del iPhone en la primera fase: la ausencia de un modelo 3G y el reparto de las ganancias con Apple. El primer problema se ha solucionado. Del segundo nada se ha dicho, pero el hecho de que haya un acuerdo encima de la mesa es significativo.

España sigue esperando a Telefónica

La llegada del iPhone a España sigue siendo un misterio oficial. Fuentes del mercado aseguran que Vodafone no tiene intención de vender el iPhone en terreno nacional, al menos a corto plazo. Así, el principal enemigo está descartado y sólo queda Orange para amenazar la exclusividad que Telefónica lleva años negociando con Apple con el objetivo de ser la única que venda el móvil en España.

La intención es un lanzamiento muy próximo, de cara a la campaña de verano. Y el modelo sería ya 3G, uno de los motivos por los que Telefónica ha retrasado el estreno nacional. Algunas fuentes señalan que sólo queda que Telefónica y Apple acuerden el reparto de ingresos para que se haga oficial.

Cuando se lance en España, Telefónica distribuirá el iPhone en tres países -lo hace en Reino Unido e Irlanda-, lo que la convierte en la compañía con mayor número de naciones, sólo por detrás de Vodafone.