Sociedad de valores

La auditoría de Gaesco ve 'incertidumbre' sobre la continuidad del negocio

La auditora independiente encargada de revisar las cuentas de Gaesco Holding ha confirmado en su informe la 'incertidumbre' a la que está sometida la compañía sobre su capacidad para seguir desarrollando su actividad.

En vísperas de la decisión del consejo de administración sobre la venta de Gaesco Holding, el informe de auditoría -al que están obligadas todas las sociedades cotizadas- añadió ayer más leña al fuego. El examen, realizado por KPMG, contiene una salvedad en los siguientes términos: 'Incertidumbre relativa a la capacidad de Gaesco Bolsa de continuar su actividad como sociedad de valores por los condicionantes de traspasar su actividad de mercado organizado a Estubroker la agencia de valores incorporada al grupo en el ejercicio fiscal 2005, por su situación en relación con la operativa de mercados OTC over the counter y por el apoyo financiero interno o externo que precisa obtener'.

El informe señala incluso que Gaesco precisaría hacer varias ampliaciones de capital a lo largo de 2008. El documento, que se entregó a la CNMV a última hora de la tarde de ayer, coincide en el tiempo con la reunión en la que el consejo estudia la venta de los activos rentables de la compañía. En principio, se esperaba que la decisión se anunciase ayer mismo. Pero al cierre de esta edición, la posición del consejo era seguir estudiando las ofertas durante la jornada de hoy.

Sobre el papel, Gaesco Bolsa tiene varios candidatos, pero en el mundo bursátil se da por hecho que el comprador es la sociedad de valores GVC. Si el acuerdo cristaliza, se pondría fin a una crisis que comenzó el 19 de noviembre del año pasado, cuando Gaesco anunció una provisión de 40,63 millones de euros a causa de clientes que se negaron asumir las pérdidas provocadas por sus apuestas de inversión fallidas, ejecutadas con un exceso de apalancamiento. El error de Gaesco consistió en el control inadecuado de los riesgos asumidos por sus clientes, con la inevitable pérdida de credibilidad y prestigio en un momento especialmente delicado en el ámbito financiero. La firma de valores liquidó la división de productos estructurados y el presidente Gaesco Bolsa y la filial Estubroker, Joan Francesc Gelonch, dimitió.

El documento resalta que la compañía precisará ampliar capital en 2008

La puntilla para la compañía vino cuando varios accionistas de Colonial realizaron operaciones con derivados referenciados a la propia inmobiliaria en el mercado OTC (privado y no organizado) y cuando las pérdidas afloraron se negaron a aportar garantías. Tras arduas negociaciones, Gaesco comunicó la semana pasada que había logrado un acuerdo con dos de estos inversores y con uno de los bancos que ejerció la contrapartida, City Index, lo que permitirá recuperar parte de las pérdidas durante los próximos años.

La pretendida ampliación de capital de 150 millones anunciada a comienzos del año ha quedado ahora diluida, a la espera de conocerse quién será finalmente el nuevo dueño de una de las firmas de valores punteras en Cataluña.