Inversiones

El 'oráculo de Omaha' no promete milagros

Buffett ve difícil ganar el 10% de forma recurrente.

Obtener el crecimiento de beneficios del pasado es historia. Los inversores se tienen que conformar con menos. Al menos eso confesó este fin de semana Warren Buffett, el mago de las finanzas de Omaha, durante la junta de accionistas de Berkshire Hathaway. 'Me conformaría si ganáramos un 10% antes de impuestos'. 'El que espere que repitamos los rendimientos del pasado que venda las acciones. Tendremos resultados decentes pero no indecentes', sentenció.

Llega el momento de apretarse el cinturón y tanto Warren Buffett como Charlie Munger, vicepresidente de Berskhire Hathaway, reconocieron que ganar entre el 7% y el 10% de forma recurrente será complicado.

La junta, conocida también como el Woodstock del capitalismo, volvió a amasar una concurrencia sin precedentes. Unos 31.000 seguidores, desde familias con niños a ejecutivos pegados a la Blackberry abarrotaron el Omaha Qwest Center para participar en el interrogatorio de cinco horas al que se sometió Buffett, el hombre más rico del mundo, según la revista Forbes, y uno de los inversores y filántropos más respetados del planeta.

Durante su intervención Buffett aseguró que lo peor de la crisis ha tocado su fin en Wall Street, aunque reconoció que para el hipotecado aún queda 'mucho dolor por llegar'. Al mismo tiempo, alabó las actuaciones de la Reserva Federal y el rescate de Bear Stearns. Acontecimientos que, en su opinión, lograron evitar el caos y eliminar el riesgo de colapso financiero.

En cuanto a pistas de inversión, Buffett comentó que las empresas con ganancias en euros o libras, así como aquellas que dependan de Alemania para sus ingresos presentan oportunidades. También confesó que aprovechó las turbulencias para invertir 4.000 millones de dólares en bonos de alta rentabilidad. Buffett, a su vez, acaba de abrir una nueva pata de negocio y desde hace cuatro meses compite con MBIA y Ambac en el aseguramiento de bonos municipales. Negocio que movió 400.000 millones de dólares en el primer trimestre.

Las críticas tampoco faltaron y Buffett atacó a los bancos de inversión, agencias de rating, aseguradoras de bonos y reguladores por dejar el sistema financiero al borde del colapso.

Berkshire Hathaway no ha salido inmune de la crisis. En el primer trimestre el conglomerado ha ganado un 64% menos y provisionó 1.700 millones por pérdidas en derivados.

Bestinver recuerda que el valor tarda en aflorar

La gestora española Bestinver, firme seguidora de la filosofía de inversión de Warren Buffett, hace un llamamiento a la calma en su carta trimestral a inversores al recordar que en las épocas de crisis como la actual es cuando surgen las mejores oportunidades.

La gestora opera como Buffett. Adquiere negocios infravalorados con la expectativa de que aflore su valor con el tiempo. Por ello recuerda que ahora es el momento de comprar a precios extraordinariamente atractivos.

Asegura que sus fondos tienen la mayor infravaloración de su historia y recuerda que a largo plazo la experiencia demuestra que es el valor de las empresas lo que acaba predominando por encima de cualquier otro factor como el 'ruido del mercado'. En definitiva piden paciencia y tiempo.