Resultados

Lazard reduce un 71% su beneficio hasta marzo ante las tensiones en los mercados financieros

El banco de negocios estadounidense Lazard, en el que el ex ministro de Economía y ex director gerente del FMI Rodrigo Rato desempeña el cargo de director general senior de banca de inversión, ganó un 71% menos en el primer trimestre de 2008, hasta 15,9 millones de dólares (10,2 millones de euros), lastrado por las tensiones en los mercados financieros y la asunción de pérdidas y ajustes negativos por importe de 28,5 millones de dólares (18,3 millones de euros).

La cifra de negocio neta del banco alcanzó los 308 millones de dólares (198 millones de euros), un 16,5% menos, mientras que la facturación operativa de la entidad disminuyó un 12,1%, ante los menores ingresos por asesoría financiera debido al menor volumen de las fusiones y adquisiciones en las que Lazard participó como asesor.

Asimismo, el banco de negocios indicó que contabilizó pérdidas y ajustes negativos por importe de 28,5 millones de dólares (18,3 millones de euros) en la cartera de valores de deuda de emisores corporativos de su filial en París y en la cartera corporativa de valores patrimoniales.

El presidente y consejero delegado de Lazard, Bruce Wasserstein, afirmó que ¢existe poca transparencia y certidumbre sobre el nivel de liquidez y actividad en el resto del presente año, aunque esperamos alguna mejoría en la actividad del mercado a finales de año¢.

¢Pensamos que nuestros resultados del primer trimestre no son representativos de la perspectiva para el conjunto del año¢, dijo Michael J. Castellano, director financiero de Lazard.

¢El entorno de mercado y de crédito excepcionalmente negativo afectó al valor de la deuda incluso de los emisores corporativos con grado de inversión y, de este modo, a la cartera de valores de deuda del banco de París¢, añadió Castellano.

¢Además, los descensos en los mercados patrimoniales globales durante el trimestre afectaron negativamente a las inversiones de nuestra cartera corporativa de valores patrimoniales¢, concluyó.