'Telecos'

La CMT sanciona a Telefónica por trabar a sus rivales en ADSL

Como anticipo, Telefónica ha sido castigada a pagar penalizaciones que rondan los 10 millones de euros a Orange y a Yacom, pero a la vez se le ha abierto un expediente sancionador que puede resultar en una multa de mayor cuantía. Todo ello por trabar a sus rivales en el desarrollo del ADSL, según ha resuelto el último consejo de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT).

France Télécom se ha apuntado otra victoria ante Telefónica. Sus dos filiales españolas, Orange y Yacom, acaban de recibir el veredicto de la CMT a la denuncia presentada el pasado noviembre contra el ex monopolio por sus prácticas en el negocio del ADSL y la respuesta del regulador es que Telefónica ha incumplido la legislación y ha obstaculizado su negocio, según la resolución del regulador, a la que ha tenido acceso este periódico.

El castigo empieza por el pago de unos 10 millones de euros entre penalizaciones por retraso en el servicio y cobros mal aplicaciones a las dos afectadas, según la estimación de fuentes del sector. Pero eso será sólo el anticipo de lo que puede venir a continuación. Orange y Yacom pedían la apertura de un expediente sancionador por los hechos denunciados. Y el regulador está de acuerdo: 'Esta comisión considera que cabe apreciar indicios suficientes' para ello, asegura la resolución.

La multa para este caso puede ser incluso superior a la cantidad que tendrá que devolver Telefónica en penalizaciones a sus dos rivales. De hecho, los últimos expedientes sancionadores de la CMT han supuesto multas para el ex monopolio de 20 millones y 13 millones de euros.

Las últimas multas nacionales al ex monopolio han sido por 20 y 13 millones

TELEFÓNICA 9,02 -0,35%

Eso sí, Telefónica se ha librado de tener que pagar otra cifra millonaria a Orange y Yacom, ya que ambas pedían también daños y perjuicios contra ella. La CMT lo valora, pero reconoce que no tiene competencias para entrar en ese terreno.

El regulador cierra así -a la espera del recurso que interponga Telefónica contra la resolución- el litigio que emprendieron Orange y Yacom en noviembre del año pasado. Fue pocos meses antes cuando la primera, tras un periodo de cierta atonía comercial, reaccionó y lanzó una andanada para captar clientes de ADSL, con una oferta conjunta de banda ancha, voz y televisión por menos de 35 euros al mes.

A las pocas semanas, la compañía comenzó a detectar, según aseguró en ese momento, tácticas de Telefónica contrarias a la legislación para entorpecer su desarrollo y decidió plantear una denuncia ante la CMT.

En ese documento, Orange acusa al ex monopolio de perjudicar sus intereses y su imagen ante los clientes al retrasar la entrega de servicios mayoristas, lo que derivaba en un número muy elevado de lo que se llaman desagregaciones incorrectas. Orange las cifra en cerca de un 14% del total, lo que significa que casi 14 de cada 100 solicitudes para dar de alta a clientes de ADSL que presentaba Orange a Telefónica daban problemas. Yacom se unió pronto a la denuncia con acusaciones y cifras similares.

A efectos prácticos, las denunciantes consideran que Telefónica no cumplía con los plazos que estipula la ley para dar servicios mayoristas a los que está obligada. Posteriormente, no reconocía este retraso y lo computaba como una avería de Orange y Yacom. La consecuencia es que el cliente se quedaba sin acceso a ADSL y Orange y Yacom, siempre según la denuncia, tenían que pagar al ex monopolio penalizaciones por averías inexistentes, mientras que Telefónica no abonaba las sanciones que existen en la ley por los retrasos.

La CMT ha dado la razón a las denunciantes y por eso obliga a Telefónica a pagar en el plazo de 15 días la suma de las penalizaciones que dejó de abonar y en un periodo indefinido las que cobró por las averías, siempre que no pueda demostrar que Orange o Yacom fueron las causantes.

El regulador considera que Telefónica no ha aportado datos que permitan desacreditar lo denunciado por sus rivales e, incluso, que ha admitido algunos comportamientos. Por todo ello, la resolución de la CMT no se queda sólo en la devolución de dinero a Orange y Yacom, sino que exige también que Telefónica haga cambios en su actividad para que estos problemas no vuelvan a producirse. Por ejemplo, el ex monopolio debe cambiar la forma en la que contabiliza si ha entregado bien lo requerido por sus competidores y mejorar los procesos para dar de alta abonados de ADSL con otros operadores.

Varios antecedentes

La multa de mayor cuantía que Telefónica tiene en su haber por cerrar el negocio de ADSL a sus rivales está firmada por la Comisión Europea. Fue en julio pasado y asciende a 152 millones.

Pero en territorio nacional también ha habido castigos por motivos parecidos. La CMT multó con 13 millones -en mayo de 2007- y con 20 millones -en noviembre de 2006- a Telefónica, y se espera otra sanción de forma inminente.