Desaceleración

Almunia asegura que la banca española está "muy preparada" para afrontar la crisis

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, aseguró hoy que las entidades financieras españolas están ¢muy bien preparadas y muy bien provisionadas¢ para hacer frente a los problemas producidos por la desaceleración económica.

En declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, Almunia aseguró que la banca europea está sufriendo de forma ¢muy desigual¢ las consecuencias de la crisis financiera, ya que algunas entidades han tenido ¢problemas tremendos¢, mientras que otras sólo están teniendo ¢algunos problemas¢ y otras que, hasta ahora, están saliendo ¢muy bien paradas¢.

Almunia aseguró que la banca española se encuadra en este último grupo gracias a que cuenta con un supervisor bancario ¢extraordinariamente riguroso¢ que ¢ha hecho muy bien los deberes¢ durante los años del ¢boom del crecimiento del crédito¢.

En cuanto a la situación de la economía española, descartó la idea de recesión y de crisis, aunque resaltó la necesidad de avanzar hacia un modelo de crecimiento ¢diferente¢, con mayor valor añadido en los servicios, mayor competitividad, mayor productividad y menor peso del sector ligado a la vivienda en el crecimiento.

Crisis inmobiliaria ¢con toda propiedad¢

Así, admitió que en el sector inmobiliario se puede hablar ¢con toda propiedad¢ de crisis, y adelantó que, en el presente ejercicio se avanzará hacia una construcción anual que se corresponda más con la demanda real efectiva que existe de vivienda en España, que se suele estimar en torno a 450.000 viviendas al año.

En cuanto a los datos dados a conocer ayer por el ICO, que reflejan una caída de 9,3 puntos en el índice de confianza en España, el comisario europeo restó importancia a las cifras al subrayar que la confianza ha caído en el conjunto de la zona euro durante los últimos meses como consecuencia del entorno económico. ¢Es algo lógico¢, señaló.

Preguntado por el descenso de la inflación en la zona euro, insistió en que los datos que se conocen aún son provisionales, aunque, a su parecer, ¢lo lógico¢ es pensar que las subidas de la alimentación y de la energía se están ¢tomando un respiro¢ como consecuencia de la situación de los mercados y de cierta reducción de la demanda internacional.

En este sentido, confió en una progresiva desaceleración de la inflación durante todo el ejercicio que permita a la Unión Monetaria mirar el 2009 con expectativas de alcanzar el 2% en tasa interanual, el objetivo de inflación de la UE.

En cuanto a los tipos de cambio, aseguró que lo que interesa a la euro zona es que no haya ¢movimientos bruscos¢ en las diferentes divisas para que se mantengan ¢más o menos estables¢ o, por lo menos, con la menor volatibilidad posible.

Explicó que hay ¢cierta correlación¢ entre la evolución del dólar y la de los precios del petróleo y las materias primas, ya que cuando el dólar baja, los países productores intentan subir los precios en dólares para compensar la pérdida de valor de la divisa americana. ¢Es una norma que no se está aplicando de forma matemática pero sí con bastante lógica en los últimos tiempos¢, señaló.