Central nuclear

La CE descarta el riesgo para la población por la fuga radiactiva de Ascó

Los expertos de la Comisión Europea descartaron ayer, tras su visita de verificación a la central nuclear de Ascó, que exista riesgo de contaminación radiactiva para la población derivada de la fuga que sufrió la central el pasado mes de noviembre, pero que no se conoció hasta principios de este mes. Desde el punto de vista de protección radioactiva, la Comisión Europea sostiene que 'el riesgo para la población 'parece ser insignificante'.

Los tres expertos de la Dirección General de Energía y Transportes de la CE verificaron la falta de signos de contaminación radiactiva en la población examinada por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). El organismo ha controlado ya a unas 1.500 personas, entre trabajadores y visitantes. La previsión actual de controles implica el examen de 2.412 personas en total.

Los representantes de la CE visitaron Tarragona por invitación del CSN, que ofreció al Ejecutivo comunitario viajar hasta la central para 'recoger de primera mano toda la información del incidente', afirmaron fuentes del Consejo. Los expertos comprobaron in situ el complejo nuclear, se encargaron de verificar las medidas de control administrativo, operativo y de calidad que se adoptaron tras conocerse el incidente.

La Comisión Europea avala, por otro lado, la actuación del Consejo de Seguridad Nacional (CSN) y de las autoridades españolas en la fuga radioactiva. En el informe posterior a la visita recogido por Europa Press, la Comisión Europea tilda de 'competente' la actuación de los organismos responsables de la seguridad nuclear. 'Tan pronto el operador reconoció la incidencia, empezó bajo la supervisión del CSN, un programa de protección de salud', constata Bruselas en su informe.