Crisis

La crisis alimentaria amenaza la subsistencia de 400 millones de personas

El director general del Banco Asiático de Desarrollo (BAD), Rajat M. Nag, advirtió ayer sobre el riesgo de que 400 millones de personas pasen a ser pobres (disponer menos de un euro al día) por el encarecimiento del petróleo y de alimentos como los cereales y el arroz. 'Hay 600 millones de personas en Asia que ganan menos de un euro y otros 400 millones que están por encima de ese nivel, pero que pueden convertirse en pobres al ser especialmente vulnerables a las subidas de precios'.

A su juicio, el principal reto con el que se enfrenta Asia durante este año es la inflación, que llegará, según sus previsiones, a un 5,1% de media (el nivel más alto en diez años). 'La oferta de alimentos está muy limitada, pero ahora lo importante es atajar la escalada de precios', apuntó.

Por este motivo anunció que su organización se unirá a las iniciativas de la Organización Mundial del Comercio y el Banco Mundial para impedir que se encarezcan las importaciones de alimentos. 'Hemos pedido también a los miembros del BAD que destinen ayudas a sus ciudadanos para que no pasen hambre. Posteriormente habrá que mejorar riegos y técnicas para que vuelva a haber excedentes en caso de que suba la demanda o haya sequía', dijo.

Nag hizo estas declaraciones en la presentación de la 41 edición de la asamblea anual del BAD, que se celebrará del 3 al 6 de mayo en Madrid. Acudirán 3.000 personas e intervendrán 35 ministros y seis gobernadores centrales, entre ellos, el ministro de Economía, Pedro Solbes, y el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez.

Setenta empresas

Setenta empresas asiáticas se quedarán en España tras la celebración de la asamblea de la ADB para conocer las oportunidades de inversión en España. Los empresarios visitarán, entre otras, las obras del AVE en Segovia y una planta incineradora de Acciona.