Inversión

Merrill Lynch deja a BlackRock como marca única para los fondos

Merrill Lynch ha dejado de existir como marca comercial para fondos de Inversión. Desde ayer, 28 de abril, el nombre de todos los fondos de BlackRock estará encabezado por las siglas BFG (BlackRock Global Funds), lo que pone el colofón al proceso de fusión que BlackRock y Merrill Lynch Investment Managers iniciaron en octubre de 2006. De la misma manera, el nombre comercial de esta gestora de activos pasa de ser BlackRock Merrill Lynch Investment Managers a simplemente BlackRock.

La gestora resultante de la fusión se encuentra entre los cinco mayores grupos del mundo, con unos activos bajo gestión de 1,36 billones de dólares (unos 871.000 millones de euros) a cierre de marzo de 2008. Los activos han crecido un 31,2% desde octubre de 2006.

'Ha sido una fusión en la que había muchas sinergias', explicó ayer Delfina Pérez, directora general de BlackRock para España y Portugal. 'Merrill Lynch Investment Managers tenía mucha experiencia en la gestión de carteras de renta variable, en tanto que BlackRock era especialista en renta fija'.

Delfina Pérez anuncio ayer que BlackRock ha registrado una nueva Sicav en España que consta de cuatro fondos de inversión sofisticados. Dos de ellos son del tipo 130/30 (fondos que permiten apostar simultáneamente por la subida y la caída de distintos activos); otro es un fondo de rentabilidad absoluta, y el cuarto es una cartera con liquidez quincenal que invierte en pequeñas y medianas empresas latinoamericanas.

Asimismo, BlackRock ha mejorado su página de internet (www.blackrock.es) para adaptarla a las necesidades de inversor español.