_
_
_
_
Aerolíneas

Continental cierra la puerta a United Airlines

La aerolínea zanja sin acuerdo las conversaciones para responder a la unión de Delta y Northwest

El guión, escrito por la propia industria y los analistas del sector, anticipaba que Continental y United protagonizaran la siguiente unión entre aerolíneas. La subida de la cuenta del combustible, la incapacidad de elevar significativamente los precios y el impacto de la posible recesión en EE UU están forzando este tipo de fusiones, como ocurrió la semana pasada con Delta y Northwest. Así, esta operación era, según los expertos, inevitable. No obstante, uno de los protagonistas ha decidido reescribir el que se perfilaba como acto final de esta historia abandonando la escena.

El consejo de Continental votó el domingo por la tarde abandonar las conversaciones para unir sus operaciones con las de United Airlines, algo que por un lado deja en la estacada a esta empresa, necesitada del apoyo que le brinde una unión, y que, por otro, frustra el proyecto de desbancar a la nueva Delta como la primera aerolínea del mundo por tráfico.

Continental, que tradicionalmente se ha mostrado más que desinteresada en este tipo de uniones, intensificó, no obstante, las conversaciones con United después de que Delta anunciara la suya con Northwest. Continental dijo entonces que con esta fusión 'cambia el panorama de la competencia para Continental y toda la industria'. Entonces Lawrence Kellner, consejero delegado de Continental, empezó a buscar un acuerdo. Pero no le salieron las cuentas.

'Los riesgos de una fusión, en este momento, pesan más que los potenciales beneficios', según la nota de la empresa a sus trabajadores. Esta comunicación enfatiza que buena parte de la fortaleza de Continental se comprometería en caso de una unión.

Continental, la cuarta aerolínea de EE UU y la quinta del mundo, está considerada como una de las mejor gestionadas. En el primer trimestre registró unas pérdidas de 80 millones de dólares (51 millones de euros) en un ambiente dominado por la crisis y los elevados costes de los combustibles, algo que piensa combatir dejando en el hangar a parte de la flota que más consume y por tanto reduciendo su capacidad.

Con todo, sus resultados fueron mejores que los de muchos de sus competidores. Además, los destinos internacionales, sobre todo a Europa y Sudamérica, convierten a Continental en uno de los socios más deseados para cualquier empresa del sector.

United, sin embargo, ha registrado unas pérdidas de 537 millones de dólares (343 millones de euros) en el primer trimestre, las pérdidas más graves desde que emergió de su suspensión de pagos en 2006. La compañía, dirigida por Glenn Tilton, recortará 1.000 empleos de su plantilla y reducirá capacidad.

Al quedarse sin este socio, Tilton ha puesto todo su empeño con el siguiente candidato a una posible fusión, la más pequeña y menos internacional, US Airways. Las conversaciones están avanzadas pero no lo suficiente como para cerrar el acuerdo antes de dos semanas.

'La consolidación está en marcha', sentenciaba Tilton en un comunicado ayer. 'Asegurarse el mejor socio lo es todo. Vamos a explorar todas las opciones para asegurar un futuro bueno y sostenible para nuestra aerolínea'.

Mientras tanto, Continental quiere sacar mayor partido de las alianzas. Ahora, está integrada en SkyTime, con Delta y Air France-KLM, pero según su comunicado, busca alternativas a esta unión, quizá con One World. SkyTime consiguió hace un mes que los reguladores de EE UU le permitieran colaborar con vuelos internacionales, algo que le da ventaja sobre el resto.

El caro surtidor

La subida del crudo está poniendo contra las cuerdas al sector de transportes. A principio de la década las aerolíneas se gastaron 14.000 millones de dólares en llenar el tanque de los aviones. La ATA espera que este año la factura sea de 59.000 millones de dólares.

Una víctima de lujo en la actual crisis

Eos, la aerolínea de lujo en la que sólo había asientos de clase business para una ruta, Nueva York-Londres, solicitó el sábado la suspensión de pagos. Sus activos sumaban 70 millones de dólares y el pasivo, 35 millones.Eos nació en 2005, fecha desde la que ha hecho una agresiva campaña orientada a bolsillos repletos. Pese al esfuerzo, la pequeña compañía suspendió ayer todos sus vuelos y se convirtió en la cuarta en cerrar en abril.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_