Propiedad intelectual

EE UU incluye a España en la 'lista de vigilancia' por piratería online

La Oficina del Representante Comercial de EE UU ha situado a España en la 'lista de vigilancia' de países que no defienden la propiedad intelectual. Además, ha vuelto a criticar con dureza a Rusia y China por la violación masiva de los derechos de la industria de copyright.

EE UU inscribe a España en la lista de vigilancia por la piratería en internet
EE UU inscribe a España en la lista de vigilancia por la piratería en internet

La protección de la propiedad intelectual puede convertirse en el próximo motivo de disputa entre los gobiernos de EE UU y España. La Oficina del Representante Comercial estadounidense (USTR en el acrónimo anglosajón) ha decidido situar a España en la lista de vigilancia de países en los que no se protege este tipo de derechos durante este año (el pasado no estaba incluida). Una lista de la que forman parte 36 países entre los que figuran naciones como Brasil, Canadá, República Checa, Hungría, Indonesia, Grecia, Italia, México, Noruega, Polonia, Turquía, Ucrania, Vietnam o Taiwán. Y si España, entra, Belice y Lituania salen.

El informe, publicado este fin de semana y bautizado como Special 301 Report, parte de las demandas y protestas presentadas por empresas y agencias públicas estadounidenses. El estudio busca dar una valoración sobre la situación de la propiedad intelectual para inversores. No obstante, la USTR recuerda que EE UU está en disposición de presentar las demandas que considere contra los países que no hayan cumplido los compromisos adquiridos ante la Organización Mundial del Comercio.

Con respecto a España, la USTR asegura que EE UU está preocupado por los 'inadecuados esfuerzos realizados por el Gobierno español para hacer frente al creciente problema de la piratería de internet'. Además, recuerda que las industrias estadounidenses basadas en el copyright consideran a España como uno de los peores países de Europa en este sentido. En su informe, la USTR afirma que en España hay una interpretación generalizada entre los usuarios de internet de que el intercambio de archivos (P2P) es una actividad legal.

Además, la USTR señala que mientras las autoridades españolas han tomado medidas positivas contra la piratería online, los fiscales han fallado al perseguir este tipo de casos, los jueces han fracasado a la hora de imponer sentencias ejemplares contra quienes infringen la ley, y los propietarios legítimos de estos derechos no han tenido acceso a las herramientas legales necesarias para poner en marcha litigios civiles.

La USTR, no obstante, señala que las autoridades de EE UU van a seguir trabajando con España para luchar contra la piratería en internet.

Sin duda, en peor situación están los nueve países incluidos en la lista de vigilancia prioritaria: Argentina, Chile, India, Israel, Pakistán, Tailandia, Venezuela, China y Rusia. Precisamente, son estos dos últimos estados los que más críticas reciben de las autoridades norteamericanas. Susan Schwab, representante de la agencia estadounidense, aseguró que en la piratería no se roban solo ideas sino que también se 'roban puestos de trabajo y a menudo amenazan nuestra salud y seguridad'. En este sentido, EE UU cifra en más de 30.000 millones de dólares (unos 19.000 millones de euros) las pérdidas anuales sufridas por las industrias del cine, la música, el software o las editoriales de libros como consecuencia de la piratería.

Además, la USTR cita como los lugares virtuales donde hay una mayor piratería al servidor ruso Allofmp3, al motor de búsqueda online chino Baidu (considerado el Google del país asiático), a diversos sitios web chinos de comercio electrónico (incluido Alibaba, firma participada por Yahoo) y al portal sueco PirateBay.

Entre los lugares físicos donde hay una mayor actividad ilegal, la USTR señala Silk Street Market en Pekín, los mercados moscovitas Gorbushka, Rubin y Tsaritsino, la frontera entre Paraguay, Argentina y Brasil, la frontera checa, la zona de La Salada en Buenos Aires, además de otros mercados en México, Filipinas, Indonesia y Tailandia.

La cifra 19.000 millones pierden al año las industrias del cine, la música, el software o las editoriales de libros de EE UU.

Polémica en la música y el software

En 2007 se produjeron en España más de 1.200 millones de descargas ilegales de archivos musicales, según la SGAE. Esa cifra sitúa a España como primer lugar en Europa y en el mundo en descargas por internet. En la misma línea, la Federación Internacional de Productores Fonográficos apunta que España es el país de Occidente en el que las ventas de música online representa un menor porcentaje sobre el total de facturación del sector, con apenas un 9,5%, y el lugar donde más internautas (35% del total) utilizan la red asiduamente para bajarse canciones de forma ilegal. Le sigue en esta lista negra Holanda, con un 28%.

En el ámbito del software, la BSA señala que la piratería provocó unas pérdidas de 689 millones de euros en 2006, último año del que hay cifras cerradas, con un coste de entre 4.000 y 6.000 puestos de trabajo. La BSA, que se basa en datos de IDC, señala que el índice de piratería es del 46% frente al 34% de la media europea.