Mercados

Santander gana un 21% en un mes y rebota más del doble que el Ibex

Llega la hora de la gran banca española. BBVA presenta resultados hoy y mañana será el turno de Santander. Después de un castigo bursátil calificado de 'injusto' por la mayoría de los analistas, Santander y BBVA afrontan esta cita convertidos en motores del rebote del Ibex en el último mes. Desde el 17 de marzo Santander ha despuntado con un alza del 21,2%, más del doble que el 8,82% del Ibex. BBVA sube el 12,7%.

El mercado espera que BBVA y Santander presenten resultados sólidos esta semana. Su diversificación y su nula exposición a los activos subprime harán que sus cuentas sufran mucho menos que las del sector mundial. Las previsiones apuntan a crecimientos de beneficios entre el 10% y el 15%.

Los tiempos que se avecinan, sin embargo, se presentan complicados. La crisis de liquidez acabará teniendo impacto y pocos expertos dudan que los ingresos hipotecarios, filón del negocio en los últimos dos años, se resentirán por el pinchazo inmobiliario. De ahí que el escrutinio de las cuentas cobre relevancia y en particular la evolución áreas específicas como la del negocio de crédito. Los ratios de morosidad son otro factor que preocupa y centrará la atención, especialmente después de que Popular y Caja Madrid hayan duplicado estas tasas en los últimos 12 meses.

De momento, sin embargo, se espera que la buena evolución de Latinoamérica, aún resistente a la desaceleración mundial, contribuya a unas cifras sólidas. 'De confirmarse las cifras de consenso sería una buena noticia a pesar de que sea un descenso respecto a años anteriores, explica Mariano Sancho, director de mercado de Riva y García.

La mayor exposición de BBVA a México y EE UU explica su menor tirón reciente

BBVA 5,19 3,30%
SANTANDER 4,10 3,27%

Eso sí, las noticias negativas disgustarán al mercado. No hay que olvidar que el deterioro generalizado del negocio bancario, los problemas de financiación, la crisis de liquidez y la debilidad de la economía se han convertido en adversarios para la cotización de la banca española.

Desde el pasado verano el mercado ha castigado con dureza al sector anticipando la desaceleración que se avecina, aunque en el último mes las apuestas por la banca se han acelerado ante la esperanza de que el castigo ya refleje el peor de los escenarios. La diversificación de Santander y BBVA, -empresas para las que el negocio doméstico sólo representa un tercio de los resultados- así como la solidez de sus balances se han convertido en elementos diferenciadores que les han permitido destacar en el tirón del Ibex.

Santander, después de llegar a caer el 24,47% este año y situarse en 11,17 euros, ha recuperado un 21,22% desde el 17 de marzo. Todo ello a pesar del castigo del 1,67% de la pasada semana. BBVA, menos beneficiado, ha rebotado un 12,71% en el periodo, algo más del 8,82% que gana el Ibex.

'El rebote tiene sentido porque BBVA y Santander cotizaban a múltiplos más baratos que los bancos domésticos. BBVA despunta menos que Santander por su mayor exposición a México y la mayor dependencia de este país de la economía de EE UU' explica Carlos Cobo, de Espírito Santo. 'Tras las compras recientes BBVA es el banco número 20 en EE UU, mientras que Santander tiene menos exposición a través de Sovereign y acaba de captar 4.000 millones. Eso le pone en posición para comprar gangas y estas diferencias se tienen reflejar', añade Sancho.

Lo cierto es que tras el rebote reciente, BBVA y Santander todavía cotizan a los múltiplos más bajos de todo el sector (ver cuadro), cuando la banca doméstica tiene una exposición total a la economía española y los expertos comentan que lo van a tener mucho más complicado.

La cuestión es si BBVA y Santander podrán continuar su recuperación. Los resultados serán el próximo termómetro aunque muchos expertos creen que el rebote definitivo no llegará hasta que el entorno económico se aclare. Entretanto, Santander aún cae el 8,45% en el año y BBVA, el 13,8%.

El turno de Pastor, el miércoles

Banco Pastor también tiene cita con los inversores esta semana. La entidad presentará resultados el próximo miércoles y llega con el mejor registro bursátil del sector español en el año. La acción sólo cae el 2,8%. Un comportamiento que también supera con creces la caída del 13,9% del sector europeo de banca.

Los efectos de la contracción del crédito, la desaceleración económica y la crisis inmobiliaria están entre las prioridades a vigilar en las cuentas. La evolución de los márgenes, las provisiones y la morosidad también centrarán la atención. JPMorgan considera que las perspectivas de crecimiento del banco han empeorado sustancialmente en los últimos trimestres pero señala que el crecimiento de los depósitos sigue fuerte. Y considera que la calidad de sus activos es el principal riesgo para el banco en el medio plazo. Sus estimaciones indican un beneficio neto de unos 112 millones de euros, un 6,4% más.

En el rebote del mercado desde el 17 de marzo, la banca ha destacado a nivel mundial. El índice europeo ha mejorado el 17% porque el mercado empieza a pensar que el castigo ya refleja el peor de los escenarios. En ese periodo Pastor ha subido el 11,3%.

Los resultados centrarán la atención

BBVA

Publicará resultados hoy. Las provisiones en México y España, además de la evolución de los márgenes y el volumen de negocio serán los factores a vigilar. La integración de Compass complicará la comparativa, al igual que la venta de las participaciones en Repsol e Iberdrola.

Crecimiento del crédito. æpermil;ste debería desacelerar, según BPI, aunque aún crecerá a doble dígito. En Latinoamérica las cifras continuarán siendo sólidas, pero la depreciación del peso impactará los resultados de forma negativa.

Un beneficio neto de unos 1.367 millones de euros, un 9% más en tasa anualizada, es lo que estima BPI que obtendrá el banco. JPMorgan prevé un beneficio de 1.374 millones, un 9,6% más.

Santander

Las provisiones en Latinoamérica y el impacto de la crisis de liquidez estarán bajo escrutinio. En el cuatro trimestre Santander contabilizará su participación en ABN Amro, básicamente Banco Real. JPMorgan espera una caída del 15,5% del negocio en Europa continental.

En España se prevé una desaceleración de los volúmenes como en los trimestres anteriores y compresión de márgenes. En Latinoamérica la tendencia se mantendrá sólida, aunque está por ver el efecto de la divisa, según BPI. En Abbey también se estudiará el impacto de la moneda.

Un resultado neto de unos 2.011 millones de euros, un 12% más, es la estimación de BPI. JPMorgan calcula que ganó unos 2.257 millones de euros.