Fórmula 1

Alonso marca el sexto mejor crono en los entrenamientos libres

Fernando Alonso (Renault), que ha logrado el sexto mejor tiempo en la jornada de entrenamientos libres del Gran Premio de España, deberá esperar hasta mañana para comprobar las mejoras de su Renault, al final de una jornada extraña en la que se rodó más rápido por la mañana y en la que por la tarde fue tercero.

Si los resultados del viernes siempre son difíciles de interpretar, en esta ocasión lo son aún mas, pero si que parece que existe una gran igualdad entre los perseguidores de Ferrari, Mclaren-Mercedes y BMW.

El piloto finlandés de Ferrari, Kimi Raikkonen, vigente campeón del Mundial de Fórmula 1 y actual líder de la clasificación provisional del campeonato después de tres pruebas disputadas, fue el más rápido hoy en las dos sesiones de entrenamientos libres del Gran Premio de España, en una jornada para la esperanza del español Fernando Alonso (Renault), que vio mejoradas las prestaciones del 'R28' y obtuvo el sexto mejor tiempo del día.

Alonso, que ya ha advertido que este año no se plantea la carrera en Montmeló con el objetivo de subirse al podio, sino de luchar por puntuar, finalizó en sexta posición en la primera tanda de entrenamientos en el circuito catalán y en tercer lugar la segunda, más lenta, en la que su compañero, el brasileño Nelson Piquet, terminó segundo, sólo por detrás de Raikkonen, que ratificó el dominio de los Ferrari con un mejor crono de 1:20.649.

El segundo mejor tiempo del día (1:20.699) fue para el Ferrari del brasileño Felipe Massa, segundo en la primera tanda y quinto en la segunda, y tercero fue el inglés Lewis Hamilton (McLaren), que fue undécimo en la segunda tanda. Los Ferrari volvieron a mostrarse mejor que los monoplazas de la escudería británica, pues tanto Hamilton como su compañero Heikki Kovalainen -quinto del día- tuvieron algunos problemas durante la jornada.

Hamilton dejó una de las imágenes del día al hacer un trompo en la curva de 'La Caixa', mientras que Kovalainen no finalizó la sesión de la tarde debido a un problema mecánico y fue decimosexto en esa tanda. El polaco Robert Kubica (BMW-Sauber), por su parte, terminó el día con el cuarto mejor tiempo del día (aunque duodécimo en la segunda sesión), seguido por el McLaren de Kovalainen y por el Renault de Fernando Alonso.

El bicampeón del mundo rodó en un tiempo de 1:21.933 y, justo después del español, con un tiempo casi calcado su compañero Piquet (1:21.936). El octavo mejor tiempo del día correspondió al escocés David Coulthard (Red Bull Renault). Mientras, el piloto alemán de BMW-Sauber, Nick Heidfeld, segundo en la clasificación provisional del Mundial por detrás de Raikkonen, concluyó en la duodécima posición de la jornada.

Optimismo... moderado

Las novedades introducidas en el R28, entre las que destaca un espectacular alerón que recibe el nombre de 'aleta de tiburón', están obteniendo sus frutos. Ayer, Fernando Alonso hablaba de que "podemos haber ganado unas tres o cuatro décimas por vuelta". Eso sí, el piloto asturiano también destacaba que "puede que este optimismo acabe pronto, cuando comprobemos dónde estamos nosotros y los demás. Ferrari, McLaren y BMW parecen inalcanzables, así que no tengo posibilidades reales de podio".

La expectación suscitada en torno al Gran Premio de España, que transcurre en el circuito de Montmeló, se ha dejado notar ya en la primera sesión de etrenamientos libres. Una gran cantidad de seguidores se han desplazado hasta el trazado catalán, que espera acoger este domingo, fecha oficial de la carrera, alrededor de 130.000 espectadores.

Menos espectadores que el año pasado

El Circuit de Catalunya registró hoy la asistencia de 45.000 espectadores durante la jornada en que se celebraron los primeros entrenamientos libres del Gran Premio de España de Fórmula 1, que se disputa este fin de semana en el trazado catalán, y también las primeras sesiones cronometradas de los campeonatos de de GP2 y Fórmula BMW.

El GP de España, cuarta prueba del Mundial, no atraerá a tanto público este año como en sus últimas ediciones, ya que, según las previsiones de los organizadores, el domingo acudirán a la carrera alrededor de 125.000 espectadores, una cifra interior a la del año pasado (140.700), cuando el circuito batió su récord de público por cuarto año consecutivo.

En la jornada del viernes, la diferencia ya es notable respecto al año pasado, puesto que entonces 67.000 aficionados. Durante cuatro días, desde la apertura del 'pit-lane' el jueves, la asistencia en 2007 fue de 354.700 espectadores (140.700 el domingo, 119.000 el sábado, 67.000 el viernes y 28.000 el jueves). Ayer jueves, asistieron 25.000 aficionados.