Acuerdos

Banco Sabadell se sumará a La Caixa y Popular para tomar las acciones de Colonial

Banco Sabadell se sumará al acuerdo que los principales bancos acreedores de los dos máximos accionistas de Colonial, Luis Portillo y Nozar, negocian para convertir sus préstamos en una participación conjunta en la inmobiliaria.

El consejero delegado de Sabadell, Jaime Guardiola, cifró en 32 millones la deuda que los socios de Colonial tienen con el banco que, según aseguró, será un ¢acompañante cómodo¢ de las grandes entidades financieras que encabezan la operación (Banco Popular y La Caixa), y se acomodará ¢a lo que decidan¢.

La Caixa' y Banco Popular, los dos principales acreedores de Portillo, informaron recientemente de que todos los bancos financiadores de los primeros accionistas de Colonial negocian sindicar las acciones de la inmobiliaria con las que se quedarán, si bien su participación conjunta en la empresa no superará el umbral del 30% establecido como obligatorio para formular una oferta pública de adquisición (OPA).

En virtud de la operación, Portillo saldría de la empresa que controló, de la que fue presidente y en la que actualmente tiene un 29%, mientras que Nozar mantendrá una participación de alrededor del 5%.

Portillo y Nozar solicitaron en su día créditos a los bancos para comprar acciones de Colonial poniendo como garantía las mismas acciones de la inmobiliaria que compraron, títulos que ahora pasarán a manos de los bancos. Según aseguró hoy 'La Caixa', la intención de las entidades financieras es ejercer los derechos políticos de los títulos.

La deuda de Portillo relacionada con su participación en Colonial asciende a 1.473 millones de euros con alrededor de quince entidades, si bien en la actualidad, ya ha ejecutado títulos con alguna de ellas. Los mayores importes de préstamo están suscritos con 'La Caixa' y Banco Popular. En cuanto a Nozar, su crédito asciende a alrededor de 460 millones.

Supera las previsiones

El Banco Sabadell obtuvo en el primer trimestre del año un beneficio neto de 217,27 millones de euros, lo que supone un incremento del 4,7% respecto al mismo período del ejercicio pasado, según ha informado hoy la entidad financiera. Los analistas consultados por Reuters esperaban de media un beneficio de 182 millones de euros de media.

El margen de intermediación alcanzó los 346,61 millones de euros, con un incremento del 10,6%, mientras que el margen ordinario avanzó un 2,8%, hasta 552,30 millones de euros. El margen de explotación, por su parte, creció un 3,9% y se situó en 295,32 millones.

Los recursos gestionados a 31 de marzo de 2008 ascendieron a 83.285,50 millones de euros (+3,8%), de los que 64.889,17 millones correspondieron a recursos en balance, lo que representa un incremento del 9,4% en comparación con el primer trimestre de 2007.

La tasa de morosidad aumenta

El nivel de morosidad se situó en el 0,62% del total de la inversión computable, frente al 0,47% del cierre del pasado ejercicio, y evoluciona de acuerdo con el nuevo entorno económico y con las previsiones efectuadas ante el cambio de ciclo, según señala el Banco Sabadell.

Según apunta el banco presidido por Josep Oliu, la moderación del crecimiento de la inversión crediticia frente al impulso de los depósitos de clientes (que crecieron un 20,8%) y la contención de costes caracterizaron un primer trimestre del año marcado por la ¢incertidumbre¢ en los mercados financieros internacionales y la ¢rápida¢ desaceleración del sector inmobiliario en España.

El Banco Sabadell obtuvo hasta marzo unos ingresos financieros de 1.034,87 millones de euros (+27,5%) y registró unos costes financieros de 694,52 millones de euros (+37,5%).

Los depósitos de clientes crecieron un 20,8% hasta marzo, mientras que la inversión a clientes aumentó un 11,9% en relación con el mismo período de 2007 y se elevó a 64.391,93 millones de euros.

Los créditos a empresas aumentaron un 15,2%, al tiempo que los ingresos por comisiones netas sumaron 145,97 millones de euros en los tres primeros meses del ejercicio.

La reorientación de la actuación comercial hacia la captación de recursos de balance y la ¢desfavorable¢ evolución de los mercados financieros internacionales influyeron, según la entidad sabadellense, en una reducción del 14,8% de los ingresos por comisiones que se obtienen de la gestión de activos.

Los ingresos por la actividad de banca-seguros se incrementaron un 30,1% interanual, hasta alcanzar los 21,82 millones de euros, gracias sobre todo a la contribución de los productos de protección y de multiinversión.

La contención llevada a cabo por el Banco Sabadell se tradujo entre enero y marzo en una reducción del 2% de los gastos generales recurrentes y del 0,3% de los gastos de explotación netos en comparación con el primer trimestre del año pasado.

Del resultado operativo se han destinado 43,77 millones de euros a dotaciones netas para insolvencias, mientras que la dotación genérica, en consonancia con el crecimiento de la inversión, se ha incrementado un 182%, hasta los 20,16 millones.