Mercados

Las Bolsas esquivan la debilidad del dólar y el repunte de la inflación

Subidas generalizadas en los mercados de todo el mundo a pesar del récord de la inflación en Europa, del avance del petróleo y de la debilidad del dólar. Los resultados de algunas compañías de Wall Street, que sorprendieron favorablemente, y la publicación de un IPC estadounidense en línea con lo esperado desataron las compras.

Montaña rusa en una jornada cargada de datos y referencias para los inversores. Los mercados europeos abrieron al alza y en pocos minutos las subidas superaban el 1% en la mayoría de los índices. La publicación del dato de inflación en la eurozona, que llegó a máximo histórico y se sitúa en una cifra interanual del 3,6%, redujo los avances. Al mismo tiempo, el precio del crudo tocaba un nuevo récord en 112,73 dólares.

Pero Wall Street volvió a dar aire a las Bolsas al abrir en positivo; el crecimiento del IPC en el último mes, del 0,3%, en línea con lo previsto, fue un motivo de alivio para los mercados. En Europa las ganancias superaron al cierre el 1% en los principales índices. En el caso del Ibex el avance se quedó en el 1,71%, que situó la referencia en puntos en 13.637,60. El resultado se debió, una vez más, a las revalorizaciones del Santander (2,36%), Telefónica (1,56%) y BBVA (1,57%). No obstante, 33 valores del selectivo concluyeron a precios más altos. La caída más abultada del continuo la recogió Aisa (-9,4%).

En Estados Unidos, destacó el Nasdaq. Después de llevar varias sesiones con fuertes recortes repuntó el 2,8% ayudado con los resultados de Intel (6,26%), que no defraudó con sus cuentas. Mientras, el Dow Jones y el S&P subieron el 2,08% y 2,27%.

El Nasdaq gana el 2,8% gracias a Intel y en el Viejo Continente las alzas rondan el 1%

Los balances financieros de otras empresas como JPMorgan y Coca Cola, que sorprendieron positivamente, contribuyeron a alimentar el optimismo de la renta variable, así como la subida del 0,3% de la producción industrial estadounidense, cuando se esperaba un descenso del 0,1 %. Al margen quedó el dato de construcción de nuevas viviendas en Estados Unidos; cayó en marzo el 11,9% y se situó en el nivel más bajo en 17 años.

La publicación del libro Beige de la Reserva Federal apenas influyó en la sesión. La institución mantiene su preocupación por la inflación y el crecimiento de la economía, ya que los últimos datos han puesto de relieve que la desaceleración se ha acentuado. El mercado, en cualquier caso, aceleró las alzas.

El euro también tuvo un protagonismo particular en el día. Escaló hasta alcanzar un máximo histórico en 1,5979 tras conocerse el IPC de la eurozona y se mantuvo sobre ese nivel durante el resto de la jornada. Para los analistas el repunte de la inflación reduce la posibilidad de que el BCE decida un recorte de los tipos de interés, que permanecen en el 4%, frente al 2,25% en EE UU.

La rentabilidad de los bonos europeos, que evoluciona a la inversa que el precio, escaló por segundo día consecutivo. El activo español a 10 años se situó en el 4,348% y el de Alemania, en el 4,028%. Ayer cerraron en el nivel más alto desde enero.

Itínere calienta motores y sube un 12%

Casi en el ecuador de la Oferta Pública de Venta (OPV) y Suscripción (OPS) de Itínere, que comenzó el pasado 11 de abril, la concesionaria, que ya cotiza en Bolsa, subió ayer un 11,95%, hasta los 5,62 euros por acción. Así, el precio en el parqué de la compañía controlada por Sacyr supera ya en un 10,2% el máximo al que se venderá en la oferta según la horquilla orientativa y no vinculante de precios, que oscila entre 4,14 y 5,10 euros por título.

Sin embargo, los expertos restan importancia a esta revalorización, debido al escaso capital de Itínere que cotiza libremente en Bolsa (en torno a un 2,4%), lo que provoca bruscas oscilaciones en el precio con un volumen de negocio muy reducido. Ayer se movieron tan sólo 56.285 títulos y el pasado día 10, cuando la CNMV aprobó el folleto de colocación e Itínere hizo pública la horquilla orientativa de precios, se desplomó un 26,4% y todavía se sitúa a gran distancia de los 7,42 euros por acción, su máximo anual, que alcanzó el pasado 1 de abril.

La plana mayor de Itínere se encuentra estos días explicando las bondades del proyecto a los inversores institucionales. Su acogida está siendo favorable, si bien aún no existen datos fiables de demanda. Por su parte, los pequeños inversores que quieran comprar acciones en la colocación con preferencia en el reparto podrán solicitarlos hasta el próximo martes 22 de abril.