Ralentización

La OMC vaticina una mayor desaceleración en el comercio mundial este año

"Vivimos tiempos inciertos y difíciles para la economía mundial", según el director general de la OMC, Pascal Lamy.

El crecimiento del comercio mundial se desacelerará a 4,5% este año, desde el 5,5% del año pasado y el 8,5% de 2006, según la Organización Mundial de Comercio (OMC) que ha destacado que la turbulencia de los mercados y el frenazo económico en algunos países desarrollados no ha interrumpido hasta ahora el intercambio comercial.

La fuerte desaceleración económica que están experimentando países desarrollados importantes sólo se ve compensada en parte por la continuación de un vigoroso crecimiento en las economías emergentes, según reseñan los economistas de la OMC en su primer informe de perspectivas para 2008.

"Vivimos tiempos inciertos y difíciles para la economía mundial", ha afirmado el director general de la OMC, Pascal Lamy.

Según la OMC, hasta ahora, las perturbaciones del mercado financiero, los significativos aumentos de los precios y la desaceleración de las economías desarrolladas no han provocado un grave quebranto en el comercio, pero están aumentando las presiones proteccionistas a medida que los responsables de la formulación de políticas buscan respuesta a los problemas.

Los economistas de la OMC han informado de que sus pronósticos están basados en las expectativas de crecimiento mundial de 2,6%.

La proyección de crecimiento del comercio mundial para este año de 4,5% es la más baja desde 2002, y antes de esta fecha, los niveles por debajo de 4% se vieron por última vez durante la recesión de comienzos de la década de 1980.

El debilitamiento de la demanda en las economías desarrolladas en 2007 redujo el crecimiento económico mundial del 3,7% al 3,4%. En cambio, en las regiones en desarrollo el crecimiento fue próximo al 7%. A pesar de la fuerte desaceleración en los países desarrollados, las economías en desarrollo y la Comunidad de Estados Independientes (CEI) mantuvieron o aumentaron su crecimiento de la producción, aportando en 2007 más del 40%del aumento mundial de la producción.

De hecho, el año pasado, la participación de los países en desarrollo en el comercio mundial de mercancías alcanzó un récord del 34%. "El brusco aumento de los precios de los productos básicos -particularmente los combustibles y metales- se tradujo en una importante mejora de la situación financiera de la mayoría de las regiones en desarrollo e impulsó las importaciones", según el informe.