OPV

Una oferta donde no caben comparaciones

En medio de la tormenta bursátil en la que están atrapados los mercados del mundo, Itínere se prepara para ampliar su presencia en la Bolsa española. El jueves, la concesionaria de infraestructuras filial de Sacyr, recibió el visto bueno de la CNMV para poner en marcha una oferta que combinará una OPV y OPS. Es la primera del año.

La compañía ha elegido un momento complicado, y hay datos que evidencian que así lo han entendido sus propietarios. Los bancos colocadores estiman una valoración para Itínere de 5.200 millones por descuento de flujo de caja. Sin embargo, el rango de precios que se ha establecido finalmente para la concesionaria oscila entre los 3.369 y 4.150 millones (4,14 a 5,1 euros por acción). El objetivo es dejar recorrido a los títulos. 'La rebaja ha sido sensible y el precio parece atractivo', señala un gestor.

A pesar del descuento, el mercado tiene en esta ocasión la dificultad de no poder comparar Itínere con el resto del sector debido a las características del negocio. La empresa presenta un PER 2007, veces que el precio de la acción contiene el beneficio, entre 81,7 y 100,6. El ratio es elevado porque las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) obligan a incluir al principio toda la inversión en infraestructuras en lugar de diluirla en los años en los que dura el contrato de concesión. De este modo, Itínere tiene un beneficio bruto operativo de 425,7 millones, que se reduce a 41,3 millones en el resultado atribuible. 'La valoración por múltiplos comparables en concesiones de autopistas no es un método apropiado porque el periodo medio de vida y estado de desarrollo de las concesiones difiere de unas compañías a otras; la evolución del tráfico, tarifas e inversiones es diferente, y el nivel de apalancamiento difiere de cada concesión', comentan desde Banesto Bolsa.

Para los analistas el precio definitivo, que se fijará el día 28, será lo que marque el éxito de la colocación. 'Va a condicionar más que nunca. Las infraestructuras dependen del mercado de financiación y de crédito. Itínere tendrá que convencer al mercado de que las condiciones son óptimas', dice Alberto Roldán, de Inverseguros.

El peso de los fondos

Itínere ha destinado en su oferta un tramo para inversores institucionales extranjeros, otro para españoles y un tercero para particulares. En este momento se encuentra en pleno road show (presentación) internacional. 'No van a tener problemas en cubrir la oferta, pero no se va a hacer a cualquier precio. Habrá que estar pendientes de la respuesta que den los fondos. Posiblemente la sobredemanda esté en la parte más baja de la banda inicial', comenta un gestor.

Este mismo profesional advierte que la compañía no está muy diversificada (las autopistas representaron el 90,6% del negocio en 2007) y tiene dudas sobre que pueda actuar como un valor defensivo: 'Hay un ratio importante en la valoración que está supeditado al crecimiento económico', comenta. El 80,54% de la facturación de Itínere proviene del negocio español. Chile es el segundo país con más peso en las cuentas, un 12,67%.

Operativa complicada para los especuladores

Sacyr tiene previsto que la admisión de nuevas acciones de Itínere se produzca el próximo 30 de abril. Esta fecha puede dificultar la operativa de los especuladores. Según el calendario inicial, la compañía procederá a asignar las acciones la jornada del 29. 'Las operaciones se liquidan tres días después del estreno. La de Itínere coincide con cierre de mes y las sociedades y agencias de valores no quieren presentan sus balances mensuales a la CNMV con descubiertos. El regulador precisamente quiere atajar esto', señala un bróker.