Industria

General Electric se desploma tras el recorte de resultados

General Electric sufrió el viernes un castigo en Bolsa del 13%. El mayor conglomerado del mundo anunció una inesperada caída del 6% en su beneficio trimestral. La desaceleración económica y la crisis financiera presionaron las cuentas de sus divisiones financiera, industrial y de salud.

El conglomerado industrial, financiero y de medios de comunicación General Electric (GE) anunció el viernes que ganó 4.304 millones de dólares (2.724 millones de euros) en el primer trimestre del año, un 6% menos que en el mismo periodo de 2007. Los ingresos, sin embargo, aumentaron un 8% hasta alcanzar los 42.243 millones de dólares (26.736 millones de euros), con un volumen de pedidos que sumó 24.000 millones de dólares (15.189 millones de euros).

'La demanda de nuestro negocio de infraestructuras mundial sigue siendo fuerte, pero nuestros negocios de servicios financieros se han visto afectados por la ralentización de la economía estadounidense y la dificultad de los mercados financieros', explicó en un comunicado el presidente y consejero delegado de General Electric, Jeff Immelt, quien reconoció que no han cumplido con las expectativas que se habían marcado.

Además, el primer directivo recortó las previsiones para el resto del ejercicio ante la debilidad de la economía y asumiendo que las turbulencias financieras continuarán en los próximos meses. 'Hemos reducido nuestra previsión de beneficio por acción a un rango de entre 2,20 y 2,30 dólares con un crecimiento de entre el 10% y el 15% en el segmento industrial, mientras que las unidades del sector financiero podrían registrar un recorte de entre el 5% y el 10%', concluyó Immelt.

El valor sufre el mayor castigo desde el 'crash' bursátil de 1987

El valor llegó a caer un 13,44% en Nueva York, la mayor pérdida desde el crash de octubre de 1987. Cerró con una pérdida del 13%, hasta 31,92 dólares por título.

En un conferencia, los analistas pidieron al consejero delegado que aclarase por qué hace apenas un mes, el 13 de marzo, aseguró a los inversores que se cumplirían las previsiones anuales de ganar, al menos, 2,42 dólares por título. 'Dos días después, se conoció la situación de Bear Sterns', contestó Immelt. 'Las dos últimas semanas de marzo se vivieron en un mundo financiero diferente', añadió.

Las divisiones financieras de GE sufrieron las mayores caídas de beneficio: la unidad financiera comercial de GE ganó un 20% menos y GE Money de financiación a los consumidores un 19% menos. Las filiales industrial y de salud bajaron un 16%.

Estas caídas ensombrecieron el aumento del 17% en la división de infraestructuras, impulsado por los mercados emergentes. El beneficio de cadena NBC subió un 3%.