Inversión

El Ibex cede un 1,17% y pierde la cota 13.600

Los ánimos decaen. Las Bolsas cayeron ayer por segundo día consecutivo, afectadas por un nuevo cúmulo de noticias negativas y preocupaciones que vienen de lejos. La subida del precio del petróleo marcó la jornada. El barril de Brent marcó máximo histórico sobre los 108 dólares, mientras que el de West Texas, de referencia en EE UU, se situó sobre 111 dólares.

Esta subida benefició a a la compañías energéticas y de materiales básicos europeas, pero pesó como una losa sobre el resto, especialmente sobre los sectores bancario y financiero. En España, el Ibex 35 sufrió un retroceso del 1,17%, hasta los 13.599 puntos; caída que se generó con un volumen de negociación superior a los 5.000 millones de euros. La Bolsa española cayó más del doble que el resto de Europa, afectada por la caída del 2,69% de Iberdrola, que recibió un informe negativo de UBS, y por la rebaja de previsiones que realizó el FMI para la economía española. El fondo prevé un crecimiento del PIB del 1,8% en 2008 y del 1,7% en 2009.

Wall Street también incurrió en pérdidas al cundir el pesimismo en torno al balance de la temporada de resultados que acaba de comenzar. UPS, la firma de paquetería, rebajó sus previsiones de beneficio, mientras grandes bancos de inversión como Goldman Sachs hicieron públicas nuevas cifras de activos en balance difíciles de valorar. Todo ello, unido al alza del precio del crudo, generó pérdidas en los índices. El Dow Jones cedió un 0,39%; el Nasdaq, un 1,13%, y el S&P 500, un 0,81%.