Bolsa de Nueva York

Wall Street pierde un 0,39% arrastrado por el sector financiero y los máximos del petróleo

Nueva York cerró ayer con una caída del 0,39% en el índice Dow Jones, por la preocupación de los inversores por los resultados empresariales del primer trimestre, en una jornada en la que el petróleo de Texas tocó de nuevo el máximo histórico de 112,21 dólares. Por su parte, el tecnológico Nasdaq cedió un 1,13%.

En concreto, el selectivo industrial Dow Jones cayó un 0,39%, el tecnológico Nasdaq 100 se acerca a la barrera de los 2.300 puntos, al caer un 1,13%. Y el S&P 500 se dejó un 0,81%.

Las acciones de la empresa de mensajería y paquetería UPS bajaron un 3,46% después de rebajar sus perspectivas de beneficio a una horquilla de entre 86 y 87 centavos, en lugar de los 94 y 95 centavos que preveía inicialmente. Estas malas previsiones se deben fundamentalmente al alza del precio de combustible, con los barriles de crudo alcanzando hoy nuevos máximos.

A las caídas de UPS se unen las de American Airlines. La mayor compañía de vuelos en EE UU anunció tras la cancelación de cerca de 1.000 vuelos debido a nuevas inspecciones técnicas en sus aviones del tipo MD-80.

DOW JONES 25.906,36 0,09%
NASDAQ 100 7.076,76 0,31%
S&P 500 2.781,81 0,22%

Al pesimismo de Wall Street ha contribuido la previsión a la baja del FMI, que pronostica que la economía estadounidense caerá en una "suave" recesión durante este año y que comenzará a recuperarse "gradualmente" a partir de 2009. El FMI calcula que el crecimiento de la economía estadounidense se desacelerará hasta el 0,5% en 2008, frente al 2,2% del año pasado.

Pocos son los valores que se mantienen en verde. Boeing subió un 4,65% tras anunciar que las entregas de su nuevo 787 Dreamliner se iniciarán en el tercer trimestre de 2009.

Por otro lado el grupo bancario Citigroup bajó un 0,59% tras anunciar que venderá 12.000 millones de dólares de deudas y bonos a un grupo de firmas de capital privado, lo que implica un notable recorte ante los problemas que ha generado la crisis 'subprime' en su balance.

Mientras que Merrill Lynch cayó un 1,05% después de que la cadena de televisión CNBC publicara que la entidad podría anunciar depreciaciones de activos de hasta 6.500 millones de dólares en su primer trimestre fiscal (la semana que viene presenta sus cuentas). Unos recortes que también afectaron a Morgan Stanley, que cedió un 2,62%.

Dentro de las tecnológicas, el selectivo se vio arrastrado por la caída del 2,45% del fabricante de la Blackberry, Research In Motion, que recibió una mala recomendación sobre sus títulos, y Apple, que cedió un 1,15%.