Laboral

Los autónomos económicamente dependientes ya pueden registrar sus contratos por internet

El Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE, antiguo Inem) ha puesto en marcha una ventanilla electrónica para el registro de los contratos de los Trabajadores Autónomos Económicamente Dependientes (TAED) que servirá de alternativa al registro presencial en las oficinas del SPEE, en funcionamiento desde el pasado mes de febrero.

Durante la presentación de la nueva herramienta informática, a la que se puede acceder desde el 2 de abril, el director general de Economía Social, Trabajo Autónomo y Fondo Social Europeo, Juan José Barrera, explicó ayer que los nuevos contratos de autónomos dependientes deberán registrarse 'de forma obligatoria' a través del sistema informático o presencial. Mientras, los firmados con anterioridad dispondrán de un periodo transitorio hasta la aprobación del reglamento que regula su funcionamiento.

Barrera espera que el nuevo reglamento esté aprobado antes de agosto. Y explicó que 'en breve' se trasladará un segundo borrador a las organizaciones de autónomos y al resto de agentes sociales. Tras sus observaciones, el Ministerio de Trabajo elaborará un documento definitivo que será trasladado al Consejo de Estado.

A partir de la aprobación, los trabajadores que aún no hayan registrado su contrato tendrán un plazo de seis meses para solicitar su registro a los empresarios o clientes a los que presten sus servicios. Por su parte, éstos dispondrán de un máximo de un año para aceptar estas nuevas condiciones.

Barrera explicó que sólo los sectores de transportes y seguros, los 'más importantes, contarán con un plazo mayor, de 18 meses, para proceder al registro. Tanto el sistema presencial como el electrónico permiten que el registro sea realizado por el trabajador, por el empresario o por un representante. Sin embargo, en la versión online, los usuarios tendrán que disponer de firma electrónica.

Por el momento, no hay datos sobre el volumen de inscripciones a través del sistema electrónico. No obstante, Barrera calculó que 'en torno a 300.000 trabajadores -el 10% de los autónomos- podrían estar registrados electrónicamente una vez se apruebe el reglamento.