Previsiones

Wall Street afronta otro trimestre de caída de beneficios

Los analistas esperan que las empresas del S&P 500 ganen un 8% menos en el primer trimestre. Las previsiones han ido empeorando a medida que se han conocido nuevas víctimas y efectos de la crisis subprime.

Llega la hora de la verdad para muchas compañías. Esta semana comienza la batería de publicación de resultados de las entidades que cotizan en el índice estadounidense S&P 500. Hoy mismo Alcoa contará al mercado sus cuentas del primer trimestre. El mayor número de referencias se concentrará, no obstante, en las siguientes jornadas.

Las previsiones iniciales no son nada halagüeñas. Los analistas y estrategas de Wall Street prevén una caída de los beneficios en los tres primeros meses del año del 8,1%, según datos recopilados por Reuters. En el mismo periodo del ejercicio anterior, las compañías crecieron un 8,6%, pero en el cuarto trimestre lo hicieron un 20,4% menos. Los expertos son ahora más pesimistas que a comienzos de 2008, ya que entonces esperaban que los beneficios subieran el 4,7% hasta marzo.

'Hemos comprobado como se están revisando a la baja las estimaciones para las economías de Estados Unidos y Europa, y las perspectivas para el conjunto del año no han cambiado. Creo que en algún momento tendrá que producirse un fuerte recorte', comenta José Luis Martínez, estratega de Citi. El experto se sorprende, además, de que el mercado está descontando en este momento un incremento de dos dígitos para el conjunto del año en el caso de Estados Unidos (15% según Reuters). 'Yo ya preveo un balance negativo', dice. De cualquier forma, matiza que lo que ocurra en el primer trimestre 'no tiene por qué extrapolarse al conjunto del ejercicio'.

Los resultados llegan en un momento crucial para las Bolsas. La renta variable ha experimentado una mejora en las últimas sesiones de la mano de la Reserva Federal y el Gobierno estadounidense, que han ratificado su ayuda al sistema financiero. 'Estamos en una situación clave, y los resultados pueden marcar un punto de inflexión en el corto plazo', señala Oscar Germade, de Cortal Consors.

Los analistas no descartan que se produzcan noticias negativas, pero resulta difícil calibrar el impacto que pueda tener en los mercados. 'No acabo de entender a las Bolsas. En este momento creo que se ha bajado la guardia con respecto a los resultados. Pero si son peores de lo esperado, se reaccionará con correcciones; estamos en un escenario muy propicio para ello', dice José Luis Martínez.

En línea con el mercado

Las empresas ya han puesto en aviso a los inversores. En marzo, 973 entidades de Wall Street adelantaron las previsiones de resultados. En el 17,4% de los casos fueron positivas, en el 24,9% negativas, y en el restante 57,8% estuvieron en línea con lo que manejaban los analistas, de acuerdo a los datos que maneja Reuters.

La debilidad que siguen las economías obliga a seguir los resultados desde el punto de vista sectorial. Para el financiero se espera la mayor caída, del 49%, debido al impacto de la crisis subprime. En segundo lugar estaría el de consumo cíclico, con un descenso del 10% y materiales básicos, con un recorte del 9%. En contra, las energéticas serán las que más crezcan (una media del 33%). El resto de los grupos también arrojará un resultado positivo, con aumentos de un sólo dígito, excepto en tecnologías (12%).

En vista de los pronósticos de los analistas, Estados Unidos se enfrenta al tercer trimestre consecutivo en negativo, una circunstancia que no se daba desde 2002.

Banesto abre la tanda en la Bolsa española

La temporada de resultados en la Bolsa española se abre este miércoles con la presentación de resultados de Banesto. Algunas firmas de inversión ya han hecho sus pronósticos, que arrojan un resultado positivo para la entidad financiera. JPMorgan calcula un beneficio para el primer trimestre de 204 millones, que reflejarían un crecimiento del 9%. Ibersecurities espera unas ganancias similares, de 209 millones (+11%). Para esta sociedad de valores, 'la desaceleración del crédito será más patente', aunque esperan que el banco 'siga ganando cuota frente a sus competidores'. Ibersecurities cree que la clave estará en la morosidad, que espera que crezca más del 0,5%. Así, la firma pronostica que las provisiones aumenten un 28,4%. 'Niveles superiores serían recogidos mal por el mercado, aunque no esperamos sorpresas negativas en este sentido', dicen.

Por su parte, JPMorgan confía en que Banesto obtenga un balance favorable, pero se muestra preocupado por el deterioro de la economía, y de los sectores constructor e inmobiliario. Una situación que puede impactar asimismo en el resto de la banca mediana.

JPMorgan mantiene una posición neutral sobre Banesto, pero es su valor favorito entre las entidades de medianas. Esta preferencia está basada principalmente en su bajo PER (10 veces, frente al 11,47 del Ibex).