Fernando Fernádez de Córdova

'La regulación de 'hedge funds' se irá flexibilizando'

Tras desarrollar la mayor parte de su carrera en Nueva York, este experto es la cara de la gestora americana Fairfield en España

Fairfield es una gestora estadounidense de fondos de cobertura (hedge funds) que ha desembarcado en España atraída por la reciente regulación sobre fondos de inversión libre. Fairfield ha llegado a un acuerdo con Banif, la entidad de banca privada del grupo Santander, para la que gestionará una cartera denominada Banif Fairfield Impala, 'como el antílope africano, un animal extraordinariamente ágil', explica Fernando Fernández de Córdova (Madrid, 1963), director general de Fairfield en España. Este experto es un firme defensor de la figura del fondo de fondos hedge. 'Se trata de poner en una cesta a los mejores talentos, de manera que ganen cuando los mercados suban y te protejan cuando bajen'.

En una situación de volatilidad como la actual, ¿se abren oportunidades para los hedge funds?

Creo que en este entorno la gestión es difícil para todos. Pero los hedge funds tienen el compromiso y el objetivo de dar rentabilidad absoluta, de ganar dinero pase lo que pase. Pero es verdad que en situaciones de inestabilidad sí se producen grandes oportunidades. En agosto, por ejemplo, hubo un colapso en el mercado y los gestores aprovecharon la oportunidad para tomar posiciones. Meses después estaban dando resultados positivos del 4% y el 5%. Cuanta más volatilidad, más destaca la gestión alternativa.

¿Qué diferencia la gestión tradicional de la alternativa en un mercado bajista?

En el mundo de los fondos de fondos hedge, el vocabulario cambia. En un ciclo bajista, el gestor tradicional compra acciones defensivas o empresas con una visibilidad de resultados más estable. En el mundo hedge puedes sobreponderar estrategias distressed apostar por compañías con problemas y de arbitraje, que se beneficia de la volatilidad, y puedes reducir estrategias más volátiles como la operativa con materias primas o long short apostar por la caída de un valor y la subida de otro.

De hecho, las propias estrategias son muy cíclicas, ¿no?

Efectivamente. Luego también se han creado nuevas estrategias en los últimos años. Nuestra misión es ir identificándolas. Por ejemplo, hace unos años era muy relevante la estrategia global macro, consistente en apostar por todo tipo de activos en función de una visión muy global de las perspectivas económicas del gestor. Los fondos global macro se han reducido mucho y sus resultados han empeorado. Es más difícil ganar dinero porque ese segmento de la industria está superpoblado y hay menos oportunidades. Pero también se han generado nuevas estrategias como, por ejemplo, la operativa cuantitativa o quant trading. Son modelos cuantitativos basados en la informática donde es el ordenador el que compra y vende según una serie de señales.

Hemos visto casos de ventas masivas en Bolsa por culpa de algunos modelos cuantitativos. ¿Son realmente efectivos?

Hay gestores cuyos modelos no son perpetuos en el tiempo y, si no los van modificando, pueden no ajustarse a una tendencia de mercado. Nuestra misión es identificar qué estrategias son las aptas para ese ciclo de mercado y con la flexibilidad de tener varios gestores en cartera para optimizar la inversión. La mejor defensa para un caso así es estar en un fondo de fondos. Si entras en hedge funds a través de fondos de fondos y alguno de los 40 gestores que tienes en la cartera sale mal, estás expuesto en un porcentaje pequeño.

Dadas las dudas que se ciernen sobre la industria con la crisis subprime, ¿han elevado la minuciosidad de su análisis de gestores y fondos?

Los procesos de due diligence análisis de los gestores cada vez son más amplios. Si los primeros cuestionarios tenían 50 preguntas, ahora tienen 2.000. Además, en el proceso de due diligence tienes varias áreas. Por un lado, tienes los factores cualitativos, y por el otro, los cuantitativos, como la evolución histórica, las correlaciones o la volatilidad, es decir, aspectos muy fáciles de medir. Pero los temas cualitativos también son críticos. Puede haber problemas tan sencillos como que el modelo no funciona, o algo como que el gestor tenga una crisis personal de cualquier tipo, como una separación, la muerte de un familiar o una enfermedad. Por otra parte, a raíz de Amaranth, el fondo que quebró al fallar en sus apuestas en el mercado de materias primas, estamos viendo que los gestores están dando más información. Así que, por un lado, se ha reforzado la tarea de due diligence, y por el otro, los propios gestores son más transparentes.

¿Ha favorecido a la transparencia del mercado la proliferación de inversores institucionales como clientes de los hedge funds?

Ha habido un aumento de interés por parte de las instituciones, especialmente fondos de pensiones, compañías de seguros y bancos. Eso ha exigido al sector en general más información, más transparencia y más procesos.

¿Qué perspectivas tiene para la industria española tras la regulación?

El primer paso lo hemos dado. Creo que las autoridades españolas, que están regulando el sector lo más que pueden, en un principio tienen al sector más encorsetado y, a medida que los reguladores vayan entendiendo lo que hace la industria y la industria lo que necesita el regulador, irá habiendo más flexibilidad. Creo que el regulador tiene que ir flexibilizándose, pero con las condiciones claras y escritas. Pero en muchos casos se está exigiendo demasiado y eso lo hace en general más difícil. Es fabuloso que los españoles puedan comprar hedge funds. Ojalá en 2001 y 2002, años que fueron muy difíciles, hubiéramos podido los españoles comprar hedge funds, porque fueron años de rentabilidades positivas. La ley en este ciclo parece que ha llegado a tiempo, porque hay producto para un mercado complicado. Este ciclo puede durar tiempo y los hedge funds son una buena herramienta de protección.

Banif apuesta fuerte por la inversión libre

Fairfield es una de las tres gestoras de hedge funds por las que Banif ha decidido apostar con fuerza. La entidad de banca privada tiene registrados tres fondos de fondos de inversión libre en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) cuya gestión se ha mandatado a otras tres gestoras: Fairfield, Optimal Alternative Investments (del grupo Santander) y Allfunds Alternative, una joint venture entre Allfunds Bank y Goldman Sachs.

'Para 2008, dada la volatilidad de los mercados, Banif ha decidido reforzar mucho su gama de hedge funds', explican desde la entidad. Actualmente, en la recomendación en una cartera genérica para sus clientes, Banif destina un 30% a gestión alternativa, la misma cuantía que la que destina a la renta fija. 'Hemos buscado a gestoras especializadas según un rango de volatilidad para nuestra gama de fondos mandatados. Al mismo tiempo hemos llegado a acuerdos con otras gestoras para distribuir sus productos', comentan desde Banif.

La entidad de banca privada tiene claro que en momentos de volatilidad como los que vive el mercado la gestión alternativa constituye una herramienta de protección. 'Yo creo que este año puede ser el de los hedge funds', afirma José María Martínez San Juan, director de análisis de fondos de Banif. 'En este momento de volatilidad se producen dispersiones de precios en los mercados y es donde buena parte de los gestores de hedge funds se encuentran a gusto'.