Memorándum

Los países de la UE compartirán los gastos si quiebra un banco transfronterizo

Los ministros de economía de la Unión Europea, reunidos viernes y sábado en Brdo (Eslovenia), firmaron un memorándum que les compromete a compartir de manera 'equitativa y equilibrada' el coste de la posible quiebra de un banco transfronterizo. El documento confidencial, que actualiza y amplía otro firmado en 2005, otorga a las autoridades del país de origen del grupo en dificultades la potestad de decidir una intervención, así como de coordinar la labor de todos los Estados donde tenga presencia la entidad.

Desde que empezaron las turbulencias financieras en agosto del año pasado, varios bancos europeos han estado al borde de la quiebra o han necesitado recurrir al aval público de sus operaciones. Hasta ahora, sin embargo, todas esas entidades operaban casi exclusivamente en sus respectivos mercados nacionales.

Pero los 27 países de la UE, como vienen haciendo desde que comenzó a acelerarse la integración de sus mercados financieros, están preparándose para la posibilidad de que en algún momento una entidad supranacional pueda verse afectada por una crisis.

El memorándum firmado el viernes establece que, llegado el caso, las autoridades nacionales se comprometen a 'cooperar entre sí de manera abierta, total, constructiva y puntual'.

Como último recurso, y sólo en caso de serias consecuencias para la economía, los 27 contemplan la posibilidad de recurrir a dinero público para solventar la crisis. De ser así, los Estados compartirán los gastos en función del impacto económico en cada país, que previsiblemente guardará relación con la importancia de la presencia del banco en cada mercado.