Crisis

Economía baraja moratorias para empresas en apuros financieros

Los últimos datos han aumentado la preocupación del Ejecutivo por los efectos de la crisis inmobiliaria en la economía. Por ello, estudia aprobar un plan de ayudas para empresas y familias, que ampliará a 5.000 millones los avales del ICO para VPO y concederá moratorias en el pago de créditos a las empresas con dificultades financieras.

Los técnicos que están elaborando este proyecto han llegado a la conclusión de que el principal problema por el que atraviesan numerosas empresas y familias ahora es de liquidez, situación que se agrava en el caso de los promotores.

De ahí, que las ayudas que previsiblemente se aprobarán en el primer Consejo de Ministros que celebre el nuevo Gobierno sean sobre todo de carácter financiero y fiscal.

Según ha podido saber CincoDías, una de las iniciativas consiste en la ampliación de la línea de avales públicos puesta en marcha por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) desde los 3.000 millones actuales hasta 5.000 millones de euros para la titulización de préstamos para la promoción de vivienda de protección oficial (VPO).

Hacienda reformará el IVA que grava la rehabilitación de casas para estimular esta actividad

Mediante esta línea, el ICO sólo avala tramos con calificación crediticia triple A, previa al otorgamiento del aval, de Fondos de Titulización de Activos que incorporen préstamos hipotecarios destinados, al menos en un 80%, a la financiación a particulares de una VPO ( el 20% restante puede ser para vivienda libre). Con ello, se trata de paliar la difícil situación de liquidez o tesorería por la que atraviesan numerosos promotores que al haber disminuido la demanda (las ventas cayeron un 27,1% en enero) se ven obligados a pedir financiación si quieren continuar con su actividad.

Otra de las medidas apunta a una reforma del IVA que se aplica en la rehabilitación de vivienda. Según lamentan las inmobiliarias, el actual sistema se traduce en una doble imposición que hace que el promotor acabe pagando un 24% de IVA en estos proyectos, lo que encarece su coste y desincentiva su desarrollo.

También se aprobará otro conjunto de medidas contables, como la concesión de moratorias temporales en el pago de los créditos y las cuotas a la Seguridad Social para las compañías con especiales dificultades, de las que también se podrán beneficiar los promotores.

Para las familias se pondrá en marcha la promesa electoral de ampliar el plazo de la hipoteca sin coste alguno. Los criterios económicos que se aplicarán a los hogares que se beneficien de esta medida aún no se han definido. Por último, se convocará una conferencia sectorial con las regiones para que se comprometan a la construcción de 150.000 VPO anuales.

Madrid sube el precio de la vivienda protegida

La consejera de Vivienda de la Comunidad de Madrid, Isabel Mariño, tiene previsto anunciar hoy una completa batería de iniciativas para ayudar a las inmobiliarias de la región a salir de la crisis e incrementar la construcción de VPO.

Entre las medidas destaca el incremento del precio básico regional del metro cuadrado útil de la vivienda de promoción pública (equivalente a la VPO), que hoy oscila entre los 1.052,91 euros para los municipios con precios más económicos y los 1.474,07 euros que se aplican sobre todo en buena parte de Madrid capital y en las localidades con precios más elevados, como son Alcobendas, Las Rozas o Pozuelo, entre otros, según fuentes conocedoras del proyecto. Aunque hasta hoy no se sabrá la cuantía de este aumento, la actualización del también conocido como módulo era esperada por el sector, que llevaba reclamando su incremento desde hace tiempo.

Los promotores se quejan de que con el boom inmobiliario registrado en Madrid apenas es rentable edificar VPO con esos límites de precios de venta, que no se modifican desde 2004. Otras fuentes consultadas esperan que se produzcan variaciones en el módulo de alquiler, 'que no tiene sentido que sea un 25% más barato que el de compra, eso no pasa en otras comunidades', explica Concha Osácar, consejera de Lazora.

En algunos territorios es tal el desfase entre el precio de las casas protegidas y el de las libres que varias regiones han anunciado segundas subidas del precio básico cuando Madrid hasta hoy no había realizado ninguna. El objetivo es superar las 23.500 VPO iniciadas en 2007, más que Andalucía y Cataluña juntas. El Gobierno subió el módulo nacional un 4,1% en enero hasta 758 euros.