Mercados

Comprar 'carlsbergs' como el que compra 'telefónicas'

Nace una plataforma para facilitar la negociación transfronteriza

Algo aparentemente tan sencillo como comprar una acción de, digamos, Telefónica, alcanza una complejidad innecesaria cuando se trata de un valor extranjero: la danesa Carlsberg por ejemplo. La diferencia de idioma, de sistemas y protocolos, de fiscalidad y de legislación entre países dificultan y, sobre todo, encarecen la negociación transfronteriza de valores.

En aras de aumentar la eficiencia y reducir los costes en la compra venta de valores extranjeros, siete depositarios centrales de valores, entre ellos el español, han alcanzado un acuerdo para crear un sistema homogéneo con un único punto de entrada, una herramienta tecnológica que dé acceso a todas las cámaras de compensación y liquidación adscritas a la nueva joint venture, bautizada como Link Up Markets.

En esta asociación participan los depositarios centrales de Alemania (Clearstream Banking Frankfurt), Grecia (Hellenic Exchanges Group), España (Iberclear), Austria (Oesterreichische Kontrollbank), Suiza (Sis SegaIntersettle), Dinamarca (VPS Securities Services) y Noruega (VPS). Estas siete entidades canalizan el 50% de las operaciones de liquidación de valores europeos.

'Europa se rige hoy por un modelo espagueti, basado en relaciones bilaterales entre los depositarios centrales, lo que genera ineficiencias y costes elevados', explicaba ayer en Madrid Tomas Kindler, director ejecutivo de Link UP Markets. 'Lo que hemos creado es una estructura común que sustituya el modelo espagueti'. En palabras de Jeffrey Tessler, presidente de Clearstream Banking, es como 'un gran enchufe' que dará acceso a los clientes a todo tipo de activos, salvo derivados, de los siete mercados a través de una única infraestructura y con procesos armonizados. Cada depositario central mantendrá su negocio y su independencia y competirá con sus socios de Link Up Markets en proveer de los mejores servicios en depositaría, compensación y liquidación. Pero su operativa para la negociación transfronteriza de órdenes será más simple y menos costosa.

Los promotores de Link Up Markets esperan que el sistema esté funcionando en el primer semestre de 2009. El ahorro de costes de liquidación que ha calculado la nueva compañía es de hasta un 80%. Link Up Markets nace con un espíritu abierto, es decir, que invita a otros depositarios centrales, europeos o no, a unirse a la plataforma.

Un sistema que camina hacia el mercado único europeo

Link Up Markets nace con vocación de promover la Agenda de Lisboa, el acuerdo comunitario de 2000 que entre otros aspectos llama a la integración de los mercados financieros.

La plataforma se une a iniciativas como el código de conducta para la compensación y liquidación, firmado en noviembre de 2007, o el Target2 Securities, una iniciativa pública promovida por el Eurosistema que contempla la creación de un servicio técnico común para la ejecución de órdenes de liquidación, desarrollado por los bancos centrales. Según los promotores de Link Up Markets, esta iniciativa no pretende competir con Target2 Securities, sino que pretende favorecerlo. El proyecto público no estará en marcha hasta 2013.