Energía

Sánchez Galán cobró un 'bonus' que elevó sus ingresos a 16,2 millones de euros en 2007

El presidente de Iberdrola percibió el año pasado 'una gratificación' de 8,2 millones, que, unido a los 4,5 millones de remuneración ordinaria y a otros 3,5 millones por el éxito de la operación de Scottish Power, le supuso unos ingresos totales de 16,2 millones, según el informe corporativo de la compañía. Además, Ignacio Galán llevará a la próxima junta un plan de incentivos, que le podría proporcionar otros 15 millones hasta 2011.

Galán cobró un 'bonus' que elevó sus ingresos a 16,2 millones en 2007
Galán cobró un 'bonus' que elevó sus ingresos a 16,2 millones en 2007

Además de su remuneración ordinaria de 4,5 millones de euros, el máximo ejecutivo de Iberdrola percibió el año pasado un bonus de 8,2 millones y otros 3,5 millones como ¢premio de gestión por el éxito obtenido en la integración de Scottish Power¢, lo que arroja un total de 16,2 millones. Se trata de una de las retribuciones más elevadas cobradas en un año por el ejecutivo de una empresa española, exceptuando las correspondientes a indemnizaciones.

Estos datos figuran en el informe anual de gobierno corporativo de más de 100 páginas que la eléctrica remitió a la CNMV el pasado 11 de marzo y que han pasado, en parte, desapercibidos. Y es que, así como la remuneración ordinaria de su presidente queda claramente destacada junto a la del resto del consejo, el bonus de 8,2 millones y el premio por la integración de la filial escocesa, aparecen en las últimas páginas en unas simples notas aclaratorias. Una de estas notas indica que, demás de la retribución variable del ejercicio, ¢los consejeros ejecutivos [en este caso, sólo lo es Sánchez Galán] han percibido una gratificación por consecución de objetivos devengada con carácter plurianual de 8,2 millones de euros¢, así como la citada cantidad relativa a la operación de Scottish. Fuentes de la eléctrica aseguran que esta gratificación ¢es un incentivo de años previos ligado al anterior plan estratégico, que establecía objetivos plurianuales¢.

El informe señala que una parte importante de esta cantidad, 5,66 millones de euros han, sido provisionado en ejercicios anteriores, si bien, no figura ninguna provisión en al respecto en el informe corporativo de 2006. También los altos directivos percibieron otro bonus por igual concepto de 3,128 millones. El pasado 11 de marzo, tras remitir a la CNMV el informe aprobado por su consejo de administración, Iberdrola informó expresamente que la remuneración del presidente ascendía a 4,4 millones (a estos hay que sumar otros 55.000 euros por ¢grupo¢), pero no del cobro del bonus y del premio por Scottish Power. Los ingresos ordinarios de Galán suponen la mitad del total percibido por los miembros del consejo, que sumó nueve millones. Además, la compañía dotó para el fondo de pensiones de galán más de dos millones.

IBERDROLA 11,66 -0,34%

El presidente de Iberdrola, que mantiene una batalla abierta ante una eventual toma de control de la eléctrica por EDF y el primer accionista, ACS, que han declarado públicamente su interés y sus negociaciones al respecto, tiene, además otros dos planes retributivos. Uno, aprobado el 2 de noviembre, que supone la entrega de acciones de la filial de renovables y cuyo primer desembolso fue comunicado a la CNMV el 19 de marzo. Y un segundo similar, de entrega de acciones de la propia Iberdrola, que, se someterá a la aprobación de la junta que se celebrará en Bilbao el 17 de abril.

Incentivos estratégicos

El sistema de incentivos a refrendar por la asamblea tiene dos partes: una retribución variable mediante la entrega de acciones para el presidente y los altos directivos ¢en función del cumplimiento de objetivos anuales¢ y un ¢bono estratégico¢, que consiste en la entrega de títulos en función del cumplimiento del Plan Estratégico 2008-2011, con un máximo de cuatro veces la retribución total del último ejercicio, a pagar en tres años y valorando las acciones según la cotización del 2 de enero de 2008 (10,15 euros). El consejo, no obstante, puede adelantar el pago si se cumple el plan anticipadamente.

Según estas premisas, Ignacio Galán, que podría percibir un máximo 1,5 millones de acciones, ingresaría, de alcanzar este límite, más de 15 millones de euros por este concepto. En cuanto a la entrega de acciones de Iberdrola Renovables, que se hará en tres años, en la primera, Galán ha recibido más de 600.000 acciones y José María Sainz Armada, director económico financiero, y José Luis San Pedro, director de operaciones, unas 66.600, respectivamente, a 4,28 euros por cada una.

La eléctrica ofrece un pacto sobre Energy East

Iberdrola está dispuestaa cerrar la operación de compra de la estadounidense Energy East en el plazo que se había propuesto: el mes de junio. Así, en la última audiencia celebrada el viernes pasado, ofreció un pacto al juez administrativo que está actuando de árbitro entre la Comisión de Servicios Públicos (PSC) del Estado de Nueva Cork que debe dar la última autorización para la compra y la eléctrica española.

Los elementos clave del pacto consisten, según fuentes conocedoras del proceso, en una oferta para desinvertir ¢los activos no eólicos¢ de Energy East, que se limitan a una planta térmica de la localidad de Russel, y un compromiso para construir plantas de energías renovables en Nueva York. Además, Iberdrola ofrece la amortización por 200 millones de dólares de activos regulados, que podrían haber sido recuperados en el futuro a través de tarifas. A partir del mes de abril habrá una nueva réplica y ya a mediados de mayo, el juez hará su recomendación a la citada comisión, que deberá tomar la decisión final en junio.

Iberdrola acordó en junio del año pasado la compra de Energy East por 3.400 millones, operación que requería cuatro autorizaciones federales y otras cuatro estatales: las de New Hampshire, Conneticut, Maine y Nueva York. Sólo le queda por recibir la de este último estado, que se atascó el pasado mes de enero en un arbitraje.

Dividendo del consejo

Los consejeros de Iberdrola que, a su vez son accionistas, y la alta dirección de la compañía recibieron en concepto de dividendo más de 37,5 millones de euros en 2007. El presidente, Ignacio Sánchez Galán, tiene un 0,44% del capital. En cuanto a la remuneración del consejo, los estatutos de Iberdrola impiden que sea superior al 2% del beneficio consolidado del grupo.