Rebote en los mercados

El Ibex vuelve de Semana Santa con el segundo mayor rebote del año

Gana el 3,63%, la segunda mayor alza del año, con un notable volumen. Las compras se extienden por Europa, ajena al mal dato de confianza del consumidor de EE UU.

Las Bolsas europeas se empeñaron ayer contra viento y marea en disfrutar, aunque fuera con retraso, de los ascensos vividos en Wall Street en la jornada del lunes. Los índices europeos hicieron la vista gorda ante el mal dato de confianza del consumidor estadounidense y la caída en los precios de la vivienda en EE UU y se concentraron en prolongar el optimismo que había llevado la víspera a Wall Street el anuncio de que JPMorgan quintuplicaba su oferta por Bear Stearns.

Las Bolsas europeas habían cerrado el lunes por festivo y tampoco habían disfrutado del cierre alcista neoyorquino del jueves, mientras el Standard & Poor's y el Nasdaq acumulaban alzas de esas dos últimas jornadas del 3,9% y el 5,22%. Ayer fue por tanto el momento de la revancha, con un importante volumen de negocio -7.452 millones de euros en todo el mercado continuo- y aunque las noticias más recientes no invitaran a ello. El Ibex ganó el 3,63%, en la segunda mejor sesión del año y se asentó sobre los 13.000 puntos, al cerrar en los 13.434,20, máximo intradía. El Euro Stoxx 50 subió el 3,6%, el Dax repuntó el 3,2% y el Ftse, el 3,5%.

El selectivo español recuperó ayer niveles de finales de febrero, al tiempo que se rehizo del tijeretazo provocado por el enésimo sobresalto llegado desde Estados Unidos, el colapso del banco de inversión Bear Stearns, que precipitó la pasada semana un nuevo aluvión de ventas en el sector financiero y un acontecimiento aún más revelador sobre el verdadero estado de salud de la economía estadounidense: la rebaja de tipos en otros 75 puntos básicos por parte de la Reserva Federal, al 2,25%.

De hecho, los bancos quisieron recuperar ayer el terreno perdido en las últimas sesiones a cuenta de la crisis de Bear Stearns y fueron el mejor sector del mercado europeo, sólo superado por el tirón de las tecnológicas. Allianz, Axa, ING, Société Générale y Deutsche Bank se anotaron alzas de entre el 6,6% y el 4,5%. En España, Santander y BBVA se apuntaron respectivos avances del 4,24% y el 3,56%.

Telefónica, con un alza del 4,25%, fue el valor que más peso tuvo en el avance del selectivo (106 puntos). Sólo tres valores del índice cerraron en rojo: Enagás (-1%), REE (-0,7%) y Endesa (-0,15%)

La recuperación del sector financiero convivió paradójicamente con un nuevo avance del euríbor, que alcanzó ayer el 4,712%% a doce meses, la segunda mayor cota en lo que va de año. La desconfianza persiste por tanto en el mercado interbancario, a pesar de la evolución bursátil de la banca se empeñara ayer con tozudez en intentar mostrar lo contrario.

En Estados Unidos en cambio, el espejismo para el sector financiero fue apenas flor de un día y ayer ya llegaron nuevas advertencias al mercado, como la recomendación de venta para Bank of America por parte de Merrill Lynch, que a su vez sufrió el efecto de la rebaja en las previsiones de beneficios por parte de JPMorgan. En cualquier caso, el indicador más determinante de la jornada fue el dato de confianza del consumidor estadounidense, que cayó en marzo por tercer mes consecutivo y por debajo de las previsiones del mercado, a mínimos de marzo de 2003. Además, el componente de las expectativas retrocedió a niveles que no se recordaban desde la recesión de 1973.

A este desalentador dato se sumaron ayer nuevos indicios de la crisis inmobiliaria de EE UU, donde el precio de la vivienda cayó en enero el 10,7% interanual. Al cierre de la sesión, el Standard & Poor's ganó el 0,23%, el Nasdaq el 0,61% y el Dow Jones cedió el 0,13%.

Oro

El metal sacó ayer partido al retroceso del dólar, en una jornada en la que la debilidad de la economía estadounidense rescató de nuevo el atractivo de los valores refugio, y cerró en Londres en los 926,75 dólares. Aun así, el oro desciende el 10% desde los máximos históricos del pasado 17 de marzo, en los 1.030,8 dólares por onza.

Bonos

Los nuevos indicios conocidos ayer sobre la mala salud de la economía de EE UU impulsaron el precio de los bonos estadounidenses, en una habitual reacción de los inversores por refugiarse en activos seguros. La rentabilidad del bono a diez años -que se mueve a la inversa del precio- cayó el 1,33%, al 3.511.

Euro

La divisa europea fue ayer fiel a su cita con las subidas, como cada vez que se publica un nuevo dato negativo sobre la economía estadounidense. Las caídas de la confianza del consumidor y de los precios de la vivienda en EE UU animaron la cotización del euro, que se revalorizó más del 1% y llegó a cambiarse a 1,5619 dólares.