Mercados

La crisis daña el beneficio de las sociedades de Bolsa

Sociedades y agencias de valores y gestoras de cartera sortearon el mal arranque bursátil del año con un beneficio neto de 81,74 millones de euros en enero, casi un 30% inferior al del año anterior.

La crisis bursátil con que comenzó el año y las inagotables turbulencias que sacuden a los mercados han dejado una profunda huella en la cuenta de resultados de las empresas de servicios de inversión. Según datos de la CNMV, el beneficio neto de sociedades de valores, agencias de valores y sociedades gestoras de cartera cayó en el mes de enero el 29,2% interanual, hasta 81,75 millones de euros.

La cifra se explica al recordar el nefasto balance para los mercados financieros del primer mes del año. El Ibex tuvo el peor arranque de ejercicio de su historia, un rasgo compartido por la Bolsa estadounidense, y sufrió en enero una pérdida mensual sin precedentes, del 12,87%. Los fondos de inversión registraron un volumen histórico de reembolsos netos, con una sangría patrimonial de 7.796 millones de euros ese mes.

En enero, el margen financiero de las empresas de servicios de inversión -que mide la diferencia entre los ingresos y costes financieros- arrojó un saldo negativo de 4,48 millones de euros, frente a la cifra positiva de 18,992 millones del mismo mes del año anterior. Además, las pérdidas en valores, que incluyen ventas y amortizaciones, provisiones por minusvalías y operaciones de futuros y opciones, se elevaron en enero a 1.088,174 millones de euros, lo que supone un aumento interanual del 81,36%.

Por otro lado, y pese a la caída del volumen de negocio de la Bolsa, crecieron el 5,9% en las comisiones percibidas por las empresas de servicios de inversión.

La caída más acusada en los beneficios de enero fue para las agencias de valores, que ganaron 5,876 millones de euros, el 67,66% menos respecto a enero de 2007. Las sociedades de valores, que a diferencia de las agencias de valores sí pueden operar en nombre propio además de por cuenta de sus clientes, registraron un retroceso más moderado en los beneficios, del 21,7% interanual, hasta los 75,59 millones de euros.

El conjunto de empresas de servicios de inversión había logrado al cierre de 2007 un resultado acumulado después de impuestos de 631,2 millones de euros, el 26,9% más respecto a 2006 pese a que en el segundo semestre ya se acusó la inestabilidad desatada por el estallido en Estados Unidos de la crisis subprime.