_
_
_
_
_
Coyuntura

La OCDE considera que la economía de EE UU se ha estancado

La OCDE revisó ayer sus previsiones de crecimiento para las principales potencias económicas y pronosticó el estancamiento de Estados Unidos para el segundo trimestre. Respecto a la zona euro, el organismo mantiene su previsión para el conjunto del año en el 1,9%.

El gigante económico mundial avanza a marchas forzadas hacia la recesión. Según la revisión publicada ayer por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, la economía de Estados Unidos apenas crecerá una décima intertrimestral entre enero y marzo de este año, y su crecimiento será nulo en el segundo trimestre del año. El organismo, que asesora a la treintena de países más industrializados, calcula que la crisis inmobiliaria ha robado al PIB de EE UU alrededor de un punto de crecimiento en 2006 y en 2007, y espera un recorte similar para el ejercicio en curso.

La OCDE se suma de este modo a la batería de organismos y centros de análisis que creen que la situación desatada por las hipotecas basura puede ser extremadamente grave para la economía de EE UU. El ex presidente de la Reserva Federal Alan Greenspan, ha afirmado recientemente que el país se aproxima hacia 'la crisis más dolorosa desde la Segunda Guerra Mundial'.

El organismo ensalza los estímulos fiscales y monetarios que las autoridades estadounidenses están aplicando para relanzar la economía. El gobierno federal de George Bush ha anunciado una inyección de unos 145.000 millones de dólares (más de 90.000 millones de euros) para las economías domésticas, y la Reserva Federal ha recortado los tipos de interés de referencia en tres puntos (desde el 5,25% hasta el 2,25%) en apenas seis meses. Respecto al conjunto del año, la OCDE pronostica un crecimiento del PIB del 1,4% en Estados Unidos, dos décimas por debajo de lo estimado en diciembre.

Mejor en Europa

El servicio de estudios del organismo es algo más venévolo con la zona euro: la nueva previsión retoca ligeramente al alza el PIB del primer trimestre (0,5%) y marginalmente a la baja el del segundo (0,4%). Tras afirmar que la desaceleración ha sido 'menos abrupta' en Europa que en Estados Unidos, deja claro que el crecimiento se mantendrá por debajo del potencial durante algún tiempo, como consecuencia de la onda expansiva surgida al otro lado del Atlántico. El informe sostiene que las perspectivas a corto plazo para la actividad y la inflación 'no apuntan a una necesidad de estímulos', al tiempo que señala que los estabilizadores fiscales automáticos 'aportarán más apoyo que en otras regiones'.

La previsión para la zona euro en el conjunto del año se mantiene, en todo caso, en el 1,9% que ya pronosticaba la OCDE en diciembre. El organismo argumenta que las exportaciones europeas han resistido bien la apreciación del euro, moneda que ayer se cambiaba a más de 1,54 dólares y acumula una revalorización del 6% en lo que va de año. Con todo, el Gobierno francés admitió ayer que revisará a la baja su previsión de crecimiento.

Más preocupada parece la OCDE por los precios: mantiene que la inflación subyacente se seguirá acercando al 2,5%, lo que demuestra una traslación de la escalada del petróleo a los precios menos volátiles. De hecho, señala que las relaciones entre inflación y actividad 'pueden haber cambiado en los últimos años, sembrando algunas dudas sobre el grado en que el menor crecimiento modere las presiones inflacionistas'. La OCDE se une así a los que estiman que las principales economías se acercan a peligrosamente un escenario de estanflación.

El FMI defiende la actuación de la Reserva Federal

El FMI cree que la acción 'decisiva de la Fed ha sido apropiada', según explicó este jueves el portavoz del FMI, David Hawley. Para este organismo internacional, la intervención en el banco Bear Stearns y la fuerte bajada de tipos el martes (tres cuartos de punto) 'han tenido como objetivo proteger el sistema financiero'. El FMI, en principio poco partidario de intervencionismos, ya bendijo el estímulo fiscal aprobado por la Casa Blanca y su subdirector gerente, John Lipsky, ha sugerido que se utilice el dinero público para dinamizar las economías.Esta última idea no goza del favor del presidente George Bush por más que EE UU siga dando signos de debilidad. El jueves, tanto el índice de indicadores adelantados del Conference Board como el de la actividad manufacturera de Filadelfia, compilado por la Fed, mostraban que la economía presenta signos vitales que indican contracción. El índice elaborado por el Conference Board cayó un 0,3% en febrero y las cifras de enero se revisaron a la baja para mostrar una caída del 0,4%. Es el quinto mes consecutivo de caída y ya se acumula una rebaja del 3% en medio año. Cuando la caída es del 4,5% en seis meses normalmente la economía está en recesión.Por lo que se refiere a la actividad en Filadelfia, el índice fue de -17,4 en marzo comparado con -24 en febrero.

Claves

1 La economía real no está resguardada de las turbulencias financieras. Los efectos sobre la demanda 'serán significativos'.2 El ciclo inmobiliario ha cambiado, sobre todo en Estados Unidos. La vivienda ha recortado alrededor de un punto al PIB en los últimos dos años, y volverá a hacerlo en 2008.3 Los ingresos reales de las familias se están reduciendo por la subida de la energía y los alimentos.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_