Cifras

El 95,5% de los planes de pensiones de renta variable está en pérdidas a un año

Las carteras de Bolsa japonesa y del negocio inmobiliario son las de peor evoluciónLa Bolsa arrastra problemas desde hace casi un año. En abril comenzó la debacle de las inmobiliarias y a renglón seguido vino la crisis subprime con efectos aún latentes. A 12 meses el Ibex registra una caída del 4,27%. Y como tal, los planes de pensiones del sistema individual no han podido escapar de este escenario. Sólo hay ocho, sobre un total de 176, que se encuentran en positivo. O lo que es lo mismo, el 95,5% acumula pérdidas, según datos difundidos por la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco).

Pero, además, entre el grupo de ganadores sólo hay dos que superan el IPC, que en febrero subió a una tasa interanual del 4,4%. El mejor es MS Bolsa Emergente, que gestiona Morgan Stanley y que acumula una rentabilidad a 12 meses del 16,68%. Este producto se ha beneficiado de la positiva trayectoria que ha seguido la renta variable en algunas zonas. El índice MSCI de Bolsas emergentes ha ganado una media del 24% en este periodo.

Caser Nuevas Oportunidades, del Grupo Caser, también sube más que la inflación, el 5,49%.

En cambio, los peores planes de pensiones del sistema individual son los que apostaron por la Bolsas japonesa. BK Variable Asia acumula una caída superior al 30%. SCH Renta Variable Japón y Banesto Renta Variable Japón pierden por encima del 25%. El Nikkei, el índice más representativo del país, ha retrocedido cerca del 28% en este intervalo de tiempo.

La debacle que ha soportado el sector inmobiliario ha impactado asimismo en aquellos planes que apostaron por este tipo de negocio. Caja Madrid Inmobiliario es el peor del grupo con una caída cercana al 25%.

Con mayores o menores descensos, la mayoría de los productos supera la bajada del Ibex 35 a 12 meses. La pérdida media anual ponderada de los 176 planes de pensiones de renta variable que recoge Inverco es del 9,37% en este tiempo.

Los gestores han optado en este tiempo de turbulencias por la renta fija. Los planes a corto plazo ofrecen una subida media del 2,02%, mientras que la de aquellos que optan por el largo plazo presentan un alza del 1,17%. La rentabilidad del bono español a largo plazo está por encima del 4%, mientras que la de a dos años es del 3,589%.

Los planes de pensiones garantizados tampoco reportan grandes alegrías a los inversores. A un año suben el 1,33%.

A pesar de las dificultades del momento por las que atraviesan las Bolsas del mundo, lo cierto es que los planes de renta variable siguen siendo los más atractivos desde una perspectiva algo más lejana. A tres años ganan el 7,43%, mientras que en renta fija, en cualquiera de sus modalidades, no se llega al 3%.

Ganancia del 4,06% a cinco años

Los últimos datos difundidos por la patronal del sector, Inverco, revelan que en el último mes hubo balance negativo para los planes de pensiones del sistema individual. La rentabilidad media acumulada a un año es del -1,25%, y ninguna de las categorías consiguió superar la inflación.

Los que siguieron peor evolución fueron los planes de Bolsa, con un descenso del 9,37%. También tuvieron pérdidas los de renta variable mixta -la cartera integra activos de Bolsa en un porcentaje que oscila entre el 30% y 75%-, del 4,54%.

El balance conjunto de los planes sigue siendo positivo a más tiempo gracias a la evolución que han seguido los mercados en los últimos ejercicios A tres años ganan el 2,90% anual, a cinco, el 4,06% y a 10, el 2,27%.

Inverco elabora la estadística mensual mediante la muestra de 1.061 planes de pensiones del sistema individual, que representan sobre el 96% de su patrimonio; es decir 51.811 millones de euros y 8,4 millones de cuantas de partícipes.