Valor a examen

Ferrovial respira con las nuevas tarifas de BAA

Los analistas ven bien el acuerdo de precios en los aeropuertos británicos. Ahora llega el momento de refinanciar la deuda

La fuerte subida del Ibex el 11 de marzo hizo menos visible el nuevo decreto de tarifas cerrado entre Ferrovial y las autoridades aeroportuarias británicas, la CAA. Un 6,62% subió la constructora española el martes, después de conocerse la decisión de la CAA sobre las tarifas que podrá cobrar en los aeropuertos londinenses de Heathrow y Gatwick BAA, gestora de los dos aeródromos y filial de Ferrovial. En la semana, ganó el 12,51%. Los analistas ven con buenos ojos el nuevo marco tarifario, aunque quizá los viajeros no opinen lo mismo. A partir de abril pagarán 16,73 euros por llegar o despegar en Heathrow -un 23,5% más que ahora- y 8,8 por pasar por Gatwick, un 21% más. Hasta 2013, cada año se podrán elevar las tarifas un 7,5% y un 2%, respectivamente, por encima de la inflación.

La decisión es más favorable que las propuestas anteriores -subida de las tasas este año del 15,6% y el 8,2%-, y de ahí la reacción positiva del mercado. Ahora, no se trata de una concesión desinteresada. A cambio, la filial británica de Ferrovial se compromete en invertir 6.270 millones en cinco años para renovar unos aeropuertos por los que pasarán las delegaciones de los Juegos Olímpicos de 2012. De hecho, BAA considera que el alza de tarifas es insuficiente. Pero también las aerolíneas se han quejado del aumento de precios. Al final, el mercado ha premiado a Ferrovial. Se despeja una de las principales incertidumbres que pendían sobre el valor y ahora la empresa podrá centrarse en la refinanciación de la deuda de BAA; que asciende a 12.425 millones de euros.

'Nuestra visión es moderadamente positiva, dado que suben las tarifas pero el retorno de las inversiones no varía', explica Citi en un informe. 'Han permanecido estables los retornos antes de impuestos en el 6,2% en Heathrow y el 6,5% en Gatwick, lo que supone una ligera desilusión dado el potencial de mejora que existía', añade el banco que, con todo, recomienda comprar y calcula un precio objetivo para Ferrovial de 84 euros, un 70,4% sobre la cotización. De los 17 analistas que forman el consenso de JCF, 16 son positivos y sólo uno negativo.

La constructora ha subido un 12,51% en la semana, aunque las tarifas no elevan el rendimiento de las inversiones de BAA

FERROVIAL 20,09 -1,28%

BNP Paribas, después de conocer la noticia, elevó el precio objetivo que calcula para Ferrovial de 50 euros por acción a 55 euros. 'La relación entre deuda e ingresos por tasas debería proporcionar suficiente colchón para la nueva refinanciación', señalan los analistas de la entidad francesa.

La deuda es ahora el principal aspecto alrededor de la cotización de Ferrovial. De hecho, después de la última reacción alcista la acción se ha estancó el viernes en la zona de los 49 euros y cerró a 49,3 euros por acción. Ferrovial prevé cerrar a finales del segundo trimestre la refinanciación de la deuda de BAA. Para ello se apoyará en el flujo de ingresos procedente de las mayores tasas así como en algunas desinversiones. De hecho, esta misma semana se anunció la venta por 719 millones del negocio de tiendas libres de impuestos a Autogrill. Se trata de un aspecto especialmente sensible a ojos del mercado, dado que la crisis crediticia ha disparado los diferenciales de riesgo y que buena parte de la banca ha cerrado el grifo crediticio.

BNP Paribas cita a una publicación especializada en financiación de infraestructuras en la que se detalla que la operación de refinanciación de los aeropuertos de BAA de tarifa no regulada está avanzada, y que BAA pagaría unos diferenciales -sobre la deuda de referencia- de unos 170 puntos básicos. 'Los aeropuertos no regulados ofrecen un perfil de riesgo superior, por lo que el diferencial para el negocio regulado debería estar por debajo de este nivel'. El banco señala, también, que algunos tramos de la nueva estructura estarían también avanzados y tendría asegurada la máxima calificación. Cintra cerró hace poco la financiación de un proyecto en EE UU con condiciones similares, según la entidad.

Un sector en el ojo del huracán

Ligadas al ladrillo y con altas dosis de deuda en sus balances. Las empresas constructoras han protagonizado por estos dos motivos las oleadas bajistas que ha vivido la Bolsa española desde la primavera pasada. Aunque todas las empresas están diversificadas en mayor o menor medida, ello no las ha librado de las ventas. Ferrovial, de este modo, ha perdido un 40% de su valor en Bolsa desde los máximos de 12 meses hasta el cierre del viernes. Y tanta volatilidad se traslada a los precios objetivos. La media es de 66,2 euros, según el consenso de JCF, pero hay niveles que oscilan entre los 100 euros y los 41. Tras conocer la decisión sobre las tasas de BAA, Citi fijó un precio objetivo de 84 euros y BNP, de 55.

Esta discrepancia entre las opiniones y esta fuerte volatilidad es, de hecho, la norma en el sector. Acciona cerró la sesión del viernes a 169,25 euros. Su precio objetivo medio ronda los 200 euros, oscilando las opiniones desde los 153 hasta los 255. ACS cotiza en 33,69 euros, y su precio objetivo oscila desde 38 hasta 64 euros por acción. FCC, por su parte, cotiza a 41,44 euros y las valoraciones van de 37 a 88 euros.

Estas compañías, aunque proceden del sector constructor, han diversificado buena parte de su negocio. Eso facilita las opiniones tan dispares: unos expertos se fijan en la actividad típica de la compañía y otros en la diversificación de los ingresos. La fuerte caída bursátil desde los récords, que oscila desde el 51% de FCC y el 30% de Acciona, también provoca que los precios objetivos tengan fecha de caducidad temprana; aunque se han revisado a la baja desde los niveles de agosto, los analistas no siguen el ritmo del mercado. Sacyr es caso aparte. Marca la mayor caída, un 50% sobre el máximo de 12 meses porque es la que, según los expertos, tiene el balance menos saneado, además de los problemas con su participada francesa Eiffage.

Radiografía

La compañía:

En lo que va de 2008 la empresa ha ganado un 2,45% de su valor en Bolsa.

Espera refinanciar la deuda de su filial BAA, más de 12.000 millones, a mediados de año.

Las nuevas tarifas han sido bien recibidas tanto por el mercado como por los analistas.

Aún está pendiente de conocer las tarifas que se aplicarán en otro aeropuerto, Standster.

El viernes se inauguró la terminal 5 de Heathrow.