Mercados

La Bolsa se apoya en las eléctricas

Gas Natural, Repsol e Iberdrola suben un 9,15%, un 7,8% y un 5,44%, respectivamente, en la semana. Los analistas creen que Fenosa puede salir beneficiada por la reordenación accionarial que ahora se plantea.

La Bolsa se apoya en las eléctricas
La Bolsa se apoya en las eléctricas

El ruido sobre movimientos corporativos ha vuelto a sentar bien a las cotizaciones de las eléctricas y de Gas Natural en esta semana, pese a las caídas del viernes por toma de beneficios. Y también a Repsol YPF que sube un 7,8%. Aunque la petrolera podría beneficiarse del alza del precio del crudo, el mercado parece aceptar que esta compañía está igualmente inmersa en las conversaciones que pueden conducir a una recomposición accionarial del sector. Como consecuencia casi todos estos valores se confirman como los mejores del Ibex en lo que va de año.

Con una amplia gama de posibilidades de cruces empresariales encima de la mesa de los presidentes de las compañías afectadas y de sus accionistas, la gasista es la que más se ha beneficiado en las últimas jornadas por las perspectivas que se están creando y ha conseguido una revalorización semanal del 9,15%. En una línea algo inferior se ha comportado Iberdrola, principal protagonista de estos movimientos, que ha subido un 5,44%. No obstante, la empresa que preside Ignacio Galán ha tenido un comportamiento más volátil. El martes subió un 5,48% ante la posibilidad de una integración de carácter nacional y de que EDF estuviese tomando posiciones en su capital. Por el contrario, el viernes bajó un 1,69%.

Más tranquila ha sido la evolución de Fenosa, con una mejora de sólo el 1%, pero son muchos los expertos que consideran que puede salir claramente beneficiada por esta reordenación, al menos en los escenarios con más posibilidades de éxito de los que ahora se contemplan.

Los analistas creen que Fenosa puede salir beneficiada por la reordenación accionarial que ahora se plantea

Para Antonio López, de Fortis, una evidente consecuencia para el sector eléctrico de los resultados electorales del 9 de marzo es que adquiere más fuerza la posibilidad de aterrizaje de EDF en el mercado español. Sin entrar en detalles sobre cómo se podría materializar esa compleja transacción -con o sin ACS, primer accionista de Iberdrola-, el experto del banco holandés sí destaca algunos obstáculos que el grupo francés debería salvar. Cita, entre ellos, los estatutos que limitan los derechos de voto al 10%, con independencia de la participación accionarial. Y añade que para eliminar esos blindajes es necesario que al menos el 67% del accionariado se muestre a favor.

Consenso

Desde Citi se destaca el efecto positivo que sobre la acción de Iberdrola están teniendo estas noticias, que pueden continuar en los próximos días. No obstante añaden que la operación precisa de un acuerdo político, por lo que no prevén un desenlace rápido, ya que será necesario que se constituya el nuevo Gobierno que actúe como interlocutor.

Otros medios señalan que es muy posible que EDF opte, como primer paso, por hacerse con una participación que no le obligue a lanzar una opa. Esta alternativa tiene la ventaja de poner un pie en la compañía española, pero con el riesgo de no acceder al consejo de administración por ser un competidor y de no tener influencia para cambiar los estatutos.

Negociaciones

En paralelo, en el mercado ha calado la idea de que todos hablan con todos, y que parte de estas negociaciones se plantean como una alternativa al intento de toma de control de Iberdrola por EDF y ACS. En esta especie de repetición de la historia vivida en Endesa, no se descarta prácticamente ninguna combinación. Y los analistas consideran que Sánchez Galán, que cuenta con Morgan Stanley y un amplio equipo de bufetes, va a plantear una fuerte batalla. Esta convicción actúa, a veces, como un elemento de corrección de las cotizaciones.

Alternativas que pueden repercutir en el valor son varias. Desde la integración de Gas Natural, al intercambio de acciones con Repsol, pese a que a esta última operación se le reconoce un carácter más defensivo que industrial. O un canje de Iberdrola con operadores extranjeros como RWE o Centrica. De todo esto están siendo informados algunos de los fondos accionistas de la eléctrica.

Renovables mejora por la posible opa

Pese al mal comportamiento de la filial verde de Iberdrola que se inició pocas sesiones después de su salida Bolsa, en las últimas semanas ha podido paliar en parte su tendencia bajista por la repercusión de una posible opa de EDF, sola o acompañada de ACS, sobre la matriz. De esta forma, en estas tres últimas semanas ha subido un 6%, aunque con un cotización de 4,31 euros por acción al cierre del viernes permanece por debajo del precio de la OPV.

Ese efecto vendría por el lanzamiento de una opa sobrevenida sobre esa participada, de la que Iberdrola controla el 80% del capital. Antonio López, de Fortis, señala que la actual ley exige que el precio de la oferta sea equitativo con dos referencias: el de salida a Bolsa -5,3 euros por acción en este caso- y el promedio de la cotización desde esa colocación.

Por otro lado, pese a que la mayor parte de los expertos no aconsejan a los minoritarios invertir con las operaciones corporativas como única guía por los cambios que pueden surgir, no están negativos con el sector. Del conjunto de los analistas consultado por Bloomberg, un 54,55% aconseja comprar acciones de Iberdrola, un 30,30% opta por mantener y un 15,15%, por vender. El precio objetivo medio que dan a los títulos de la citada compañía es de 11,24 euros. Sobre Fenosa, un 41,67% de los encuestados se decanta por comprar títulos; un 25%, por mantener y un 33,33%, por vender. Le dan un precio objetivo medio de 49,40 euros.

El valor

Entre diciembre de 1991 y diciembre de 2007, la rentabilidad media anual para los accionistas de Iberdrola fue del 19,7% frente al 15,1% del Ibex, según datos recogidos en un informe del IESE. Su capitalización osciló entre el 3,9% al 9,9% del Ibex.