Cotización

BME pierde el precio de salida a Bolsa y cae el 35% en el año

El holding se despidió ayer de los 31 euros de su estreno bursátil, un nivel que no había abandonado desde diciembre de 2006. Los expertos están rebajando el precio objetivo de BME y sus estimaciones, aunque también creen excesivo el castigo del mercado.

La caída en picado que inició BME en el mes de febrero registró ayer un momento culminante al perder la cota de los 31 euros por acción, el precio al que la compañía salió a Bolsa en julio de 2006. El holding que preside Antonio Zoido se ha convertido en el segundo valor más castigado del Ibex 35 en lo que va de año, con un derrumbe del 34,72%, sólo superado por la caída libre de Colonial, que se deja el 47,87%. Sólo en el último mes, el retroceso de BME se cifra en el 24,7%.

La razón clave para este castigo es el descenso en el volumen de negociación, que ya se apreció en el mes de febrero y que se prevé continúe en el conjunto del ejercicio, aunque con una virulencia excesiva en opinión de los expertos y a juicio de los niveles en que cotiza el valor. 'El precio actual descuenta ya una caída este año en el volumen negociado en renta variable de entre el 25% y el 30%. Está claro que no se verá el impulso de 2007, pero no esperamos que el retroceso en los volúmenes sea mayor del 14%', según opina una firma española.

La negociación de la Bolsa española se benefició el pasado año de las abundantes salidas a Bolsa -en especial las de Criteria e Iberdrola Renovables- y de la creciente volatilidad, que terminó por estallar en el mes de enero. En el primer mes de este año, el volumen negociado en renta variable creció el 33% interanual, para retroceder el 11,6% al mes siguiente.

La Bolsa supone el 46% de los ingresos del grupo y el declive en su negociación está llevando a las firmas de análisis a rebajar sus precios objetivos y sus previsiones de beneficios para el holding español. Credit Suisse recortó ayer su valoración para BME de 45 a 38 euros y redujo su estimación de beneficio por acción en los próximos años un 3%, asumiendo un aumento plano este año y un avance del 6% en 2009.

BNP Paribas redujo la semana pasada el precio objetivo para BME de 47 a 40 euros, al tiempo que señalaba que el holding español es 'el más barato del mundo' por ratios. Ahorro Corporación, que mantiene la recomendación de compra, también rebajó su valoración recientemente de 55,5 euros a 44,3 euros.

Objetivo más asequible para una eventual opa

Las noticias corporativas serían el único elemento capaz de hacer frente a la presión vendedora que ejercen sobre BME las expectativas de una rebaja de la negociación en renta variable. 'Los rumores podrían compensar en parte la caída de volúmenes', reconoce un analista, pese a que el clima proclive a las operaciones corporativas en el sector de los holding de mercados parece haberse enfriado. Y a pesar, sobre todo, de que las acciones de BME cotizan a unos ratios 'muy apetecibles' para un eventual comprador, apuntan desde el mercado. Deutsche Börse sigue figurando en las quinielas como principal interesado. Ya en el momento de la salida a Bolsa de BME se tuvo noticia de un acercamiento preliminar. BME ha vuelto ahora a cotizar a ese nivel, mientras que el grupo alemán ha duplicado su valor desde entonces.