Deuda

El diferencial de la deuda española y alemana se mantiene

La crisis que viven los mercados debido a la delicada situación económica que atraviesa EE UU y a los problemas de liquidez del sector financiero se ha hecho sentir en la renta fija. La búsqueda de activos de menor riesgo ha acelerado las compras de deuda, lo que ha provocado que la rentabilidad de los bonos, que se mueve a la inversa que el precio, haya experimentado importantes caídas.

Así, el bono español a diez años ha pasado del 4,43% de finales de 2007 a cotizar en el entorno del 4,022%, mientras que la rentabilidad del bono alemán a 10 años se ha situado en el 3,731%. Este diferencial con Alemania, no obstante, no es síntoma de una mayor percepción de riesgo hacia España, argumentan algunos expertos. De hecho, ayer, el día posterior a las elecciones, el diferencial se mantuvo prácticamente inalterado, en 29 puntos básicos.

Para Intermoney el diferencial entre la deuda alemana y española es consecuencia fundamentalmente de la mayor liquidez de los activos alemanes. 'La cobertura de las carteras de renta fija en euros se realiza contra el mercado de futuros, en los cuales los entregables son los bonos alemanes', comentan. La mayor prima de liquidez y la volatilidad de los tipos son otros motivos, añaden.