Valores calientes

Las elecciones sientan bien a las energéticas a la espera de fusiones en el sector

Gas Natural avanzó un 3,74% en la jornada de resaca electoral en la que el resto del sector energético también sumó posiciones que se desinflaron según se acercó el cierre.

Las especulaciones sobre movimientos corporativos en el sector energético han vuelto a revivir tras el parón obligado durante la campaña electoral. Después de conocerse quién será el político que ocupará la presidencia del Gobierno en los próximos cuatro años, las compras se han concentrado en el sector eléctrico, especialmente en Iberdrola, aunque el sector se ha desinflado un poco según se acercaba la hora del cierre. La eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán cerró con un subida del 1,41% hasta los 10,06%.

"El mercado descuenta que al mantenerse en el poder el Gobierno de Zapatero, EDF contará con más opciones para hacerse con la eléctrica española", explican los analistas de Urquijo. Y es que tanto la eléctrica española como la constructora ACS, accionista de Iberdrola, ya manifestaron hace varias semanas su interés en Iberdrola como paso previo a la creación de un grupo energético europeo.

Según Pablo Cuadrado, experto de Kepler Equities, la excelente evolución de las eléctricas en bolsa se debe a varias razones pero la que tiene más peso es ¢la ¢continuidad del PSOE en el Gobierno ya que se alimentan las expectativas de mayores movimientos corporativos dadas las declaraciones realizadas por Zapatero hace varias semanas y por las fusiones y adquisiciones que se han llevado cabo en el sector en la anterior legislatura¢.

IBERDROLA 6,67 0,54%

Los analistas de Renta 4 coinciden en este punto. "El mercado empieza a descontar una guerra por Iberdrola, un bocado muy apetecible por los gigantes eléctricos estatales que buscan aumentar rentabilidad con compañías con mucho volumen de negocio y con muchos menos empleados que ellos", aseguran. La sociedad de valores explica que, por ejemplo "EDF con 125.000 empleados es capaz de ganar alrededor de 6000 millones de euros, pero Iberdrola con cinco veces menos de fuerza laboral es capaz de ganar casi 3.000".

Aunque estos movimientos se remontan a primeros de año, algunas firmas de análisis ya veían hace meses que el sector eléctrico volvería ser uno de los protagonistas de los movimientos corporativos de 2008. A finales del pasado ejercicio ya Fortis adelantaba este furor en el sector energético. Los expertos de la entidad belga-holandesa apuestan por una fusión Unión Fenosa- Gas natural.

Tal y como explicaban en su informe 'Principales apuestas de valores españoles para 2008', esta operación podría llevarse a cabo por varias razones. En primer lugar, por el sentido estratégico ya que ¢refuerza la presencia de Gas natural en el negocio eléctrico diversificando su mix de generación y tecnología¢.

En segundo lugar, por las sinergias de costes en el entorno de al menos 200 millones de euros. Por último, los expertos de Fortis destacan el hecho de que la combinación entra ambas compañías no implicaría una mayor posición dominante en gas o electricidad.

Claramente, el mercado apuesta por un movimiento en el que podrían participar eléctricas europeas. Las acciones de Iberdrola no son las únicas que subieron al calor de la victoria socialista. Gas Natural avanzó un 3,74% y Endesa un 3,09%, al tiempo que los avances de REE y Enagás se aproximaron al 2%. En Europa las eléctricas también cerraron con signo positivo, en una sesión donde la mayoría de los sectores finalizaron en números rojos. Gaz de France repuntó un 2,22% al tiempo que los títulos de EDF se revalorizaron un 0,10%. Eon subió un 0,35% y Enel, un 0,16%.

El hecho de que uno o varios movimientos corporativos estén próximos en el sector no es, a juicio de Cuadrado, de Kepler, el único motivo que está impulsando a las eléctricas hoy. El analista cree que ¢el sector ha respirado aliviado en lo referente a las energías renovables y a la próxima regulación sobre la misma, algo que no hubiera pasado si hubiera habido un vuelco electoral¢. Además, el mercado está pendiente de una nueva regulación en el tema de la generación y la liberación del sector.

Otros sectores

El sector eléctrico ha sido el único que ha reflejado los resultados electorales y es que tal como explican en Inversis, ¢en unos mercados tan globalizados, la incidencia de la política local cada vez es menor en el comportamiento de los mercados¢. Estos analistas añaden que ¢es evidente que los cambios de ciclo bursátil no coinciden con las fechas electorales, salvo cuando atiende a condiciones de otro calado como en el caso del año 2000, factor meramente circunstancial¢.

Los expertos de Inversis recuerdan que las votaciones afectan a corto plazo, generalmente cuando hay algún tipo de sorpresa como en el año 2004, o cuando no se producen mayorías estables (año 96), aunque el efecto se mitiga rápidamente, cosa queno ha sucedido en esta ocasión.