_
_
_
_
_
Economía

Trichet aplaza la bajada de tipos y lleva el euro a un nuevo récord

El BCE decidió mantener los tipos de interés en la zona euro en el 4% por las fuertes tensiones inflacionistas. El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, alejó la posibilidad de futuras bajadas por los riesgos al alza y reiteró que el objetivo de la política monetaria sigue siendo la estabilidad de precios a medio plazo.

Trichet aplaza la bajada de tipos y lleva el euro a un nuevo récord
Trichet aplaza la bajada de tipos y lleva el euro a un nuevo récord

El Banco Central Europeo no cedió a las presiones y decidió dejar los tipos de interés en la zona euro en el 4%, en el que están situados desde junio de 2007. Ni las bajadas consecutivas de tipos en EE UU, ni el menor crecimiento de las grandes economías europeas, ni las críticas vertidas desde el Fondo Monetario Internacional sobre el 'excesivo' poder del BCE han hecho mella en la principal directriz aplicada durante el mandato de Jean-Claude Trichet: vigilancia y control de la inflación.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno del BCE, Trichet afirmó que la decisión de mantener el precio del dinero fue unánime. 'No tuvimos ninguna petición de bajar tipos ni de subirlos, la decisión fue unánime', aseguró. El presidente justificó el mantenimiento de tipos por la existencia de riesgos alcistas para la estabilidad de precios y 'porque el nivel de incertidumbre resultante de las turbulencias de los mercados financieros continúa alto', aseguró.

Frente a las críticas como las del presidente francés, Nicolas Sarkozy, que piden al BCE que baje el precio del dinero para no frenar el crecimiento de la zona euro, Trichet fue claro. 'La estabilidad de precios es un requisito previo para el crecimiento sostenido y la creación de empleo, y esto tiene que ser bien entendido. Los ciudadanos de la zona euro nos piden que seamos fieles a nuestro mandato', apuntó.

Sin control

Y la inflación no está controlada. Los precios en los países de la zona euro crecieron un 3,2% en febrero, el nivel más alto desde la creación de la Unión Monetaria en 1999. Muy lejos del nivel de estabilidad fijado por el BCE (nunca superior al 2%).

El encarecimiento del petróleo, que ha superado la barrera de los 100 dólares, los alimentos y las materias primas están detrás de ese repunte de la inflación, aunque la debilidad del dólar (ayer alcanzó un nuevo mínimo al cambiarse 1 euro por 1,53 dólares) ha compensado el coste de la factura, ya que el crudo y las materias primas se compran y venden en dólares.

Trichet se mostró dispuesto a revisar la política monetaria si el menor crecimiento se prolonga en el tiempo o si es más fuerte de lo previsto inicialmente. 'Por supuesto que una desaceleración del crecimiento tiene un impacto porque disminuye las presiones inflacionistas', dijo.

A renglón seguido quiso despejar dudas sobre los próximos movimientos del BCE al dar a conocer las nuevas previsiones, que pronostican que los precios se mantendrán altos en 2008. Así, la inflación crecerá entre un 2,6% y un 3,2% (muy por encima de la anterior estimación, entre el 2% y un 3%) y se moderará entre un 1,5% y un 2,7% en 2009.

En cuanto al crecimiento, el BCE revisó a la baja las previsiones y estima que la zona euro crecerá entre un 1,3% y un 2,1% (cuatro décimas menos) en 2008. En este punto, Trichet apuntó el riesgo de nuevas revisiones a la baja 'si se incrementa la inestabilidad financiera o el precio del petróleo y las materias primas'. El Fondo Monetario Internacional respaldó la decisión del BCE por los riesgos al alza de la inflación.

El Banco de Inglaterra mantiene el precio del dinero en el 5,25%

El Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra votó ayer de forma unánime por mantener los tipos de interés en el 5,25%, tras rebajarlos un cuarto de punto en el mes de febrero.En la decisión han pesado los buenos datos económicos de enero, que han corregido los movimientos de meses anteriores.Así, la inflación subyacente, en la que no están reflejados ni alimentos ni productos energéticos (las dos partidas más inflacionistas), creció tan sólo un 1,3% en tasa interanual, la tasa más baja desde 2006.El menor crecimiento de los precios ha sido un factor determinante para el repunte de la actividad industrial, que registró un incremento del 5,7% en tasa interanual, el más alto desde 1991. En un comunicado, el Banco Central de Inglaterra señala que no moverá tipos a corto plazo y que si el precio del dinero se mantiene en el 5,25%, la inflación podría estar por debajo del 2% en un horizonte de dos años.

Los expertos no prevén cambios hasta el segundo semestre del año

Los expertos coinciden en que Trichet ha cerrado las puertas a posibles bajadas hasta el segundo semestre de 2008. Gregorio Izquierdo, director del servicio de estudios del Instituto de Estudios Económicos, afirma que lo más probable es que no modifique tipos en los próximos meses. 'A final de año, el precio del dinero estará en el 3%, aunque todavía no está muy claro cuando se producirán las bajadas, cuando baje el precio del petróleo o cuando la desaceleración económica en EE UU sea de mayor intensidad'.Carlos Maravall, responsable de análisis macroeconómico de AFI, señala el precio del petróleo bajará de los máximos actuales y eso propiciará que los tipos bajen al entorno del 3%.Gilles Moec, analista de Bank of America, señala que el BCE no tiene prisa por recortar los tipos a pesar de la desaceleración de la economía en la eurozona. 'El precio del dinero se mantendrá durante bastante tiempo', insiste.

Más información

Archivado En

_
_