Reclamaciones

¿Sabes lo que es un warrant? Si no es así, infórmate antes de invertir

El aumento de las reclamaciones sobre operaciones con warrants ha llevado al Protector del Inversor de la Bolsa de Madrid a llamar la atención de los particulares sobre el mayor riesgo que conlleva este producto y la necesidad de que esté familiarizado con él.

Aunque es un producto cada vez más extendido entre los inversores particulares en España, en el último año las reclamaciones sobre el mismo han aumentado, según se publica en el informe anual del Protector del Inversor 2007 de la Bolsa de Madrid.

Los warrants son contratos a plazo que dan la posibilidad de compra venta de títulos con fecha prefijada y a un precio determinado. "Los inversores particulares deben evitar entrar en modalidades de inversión cuando no conozcan plenamente su funcionamiento", advirtió el protector del inversor de la Bolsa de Madrid, Carlos Fernández, en su informe anual sobre 2007.

Los inversores particulares han supuesto el 60% de las demandas de información del mercado en 2007 frente al 50% del año anterior, según este informe. Según recuerda BME a través de una nota, el protector del inversor se constituye como el canal más adecuado para dar respuesta de manera clara y puntual a las consultas que los inversores particulares plantean, dijo Fernández.

El otro gran grupo de solicitantes de información, los miembros de la Bolsa y las entidades financieras, consolida la utilización del servicio de información en el 20% del total, añade el comunicado.

Esto significa que los miembros de Bolsa han encontrado en el protector del inversor una vía de información sencilla y rápida para el planteamiento y resolución de sus consultas.

Por lo que respecta a la información solicitada, se mantiene la demanda de información bursátil en primera posición con un 63% del total, seguida de hechos relevantes de empresas que supone el 29%.

En 2007, el protector del inversor ha mantenido la línea de los últimos ejercicios de evitar en lo posible la reclamación escrita, lo que ha supuesto que se hayan tramitado 31 expedientes, frente a 36 el año precedente.

"La caída de las reclamaciones confirma la labor preventiva que lleva a cabo el protector, al aumentar la cultura financiera del inversor particular", explica BME.

Se ha producido una sensible rebaja en 2007 en el apartado de ¢consultas contenciosas¢, que representan el 23% de las reclamaciones frente al 50% del año anterior.

Se trata de las consultas en las que los inversores solicitan explicaciones sobre actuaciones de los intermediarios y que se resuelven contestando con una sencilla reflexión e interpretación de la operativa del mercado. Otro dato destacado es la proporción existente entre los informes favorables y desfavorables a las peticiones de los reclamantes, y la buena acogida que éstos han tenido por parte de los denunciantes y las entidades a las que se quejan.