Energía

El Gobierno aprueba la retribución de los nuevos activos de Enagás y REE

El Consejo de Ministros aprobó el viernes los reales decretos que fijan las retribuciones de los activos de transporte de Enagás y REE, que estaban en lista de espera desde hacía varias semanas. El de la planificación energética tendrá que esperar.

En Red Eléctrica y Enagás respiraron tranquilos el viernes, después de que el Consejo de Ministros aprobara los dos reales decretos que establecen, respectivamente, la retribución de la actividad de transporte de la electricidad y del gas natural para instalaciones puestas en servicio a partir del 1 de enero de 2008.

Los inversores de ambas empresas, que son a su vez las que gestionan la operación de las redes energéticas, llevaban varias semanas esperando la ratificación por parte del Gobierno de estas normas, que ya habían superado largos y complejos tramites, entre ellos, el visto bueno de la Comisión de la Energía y el Consejo de Estado. Los accionistas abrigaban el temor a que, ante la cercanía de las elecciones, el Gobierno aparcase estos reales decretos.

De hecho, el que establece la planificación de las infraestructuras energéticas hasta 2016, que se llevó al Consejo de Ministros de la semana anterior, fue aparcado por las reticencias que manifestó la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega a su aprobación a pocas semanas de las elecciones. Queda por ver si el Gobierno se atreve a aprobarlo en las dos reuniones del consejo que restan hasta los comicios del 9 de marzo.

Los modelos de remuneración han superado un largo y complejo trámite

REE 18,91 2,02%

Según una nota del Ministerio de Industria los actuales regímenes retributivos del transporte eléctrico (que data de 1998) y el del gas natural (de 2001) 'requerían una revisión' por 'la necesidad de acometer en los próximos 10 años fuertes inversiones' de acuerdo con la nueva planificación.

La nueva regulación pretende unificar los sistemas retributivos del transporte de electricidad y gas y armonizar las prácticas regulatorias y de retribución del resto de Estados de la UE, basadas 'en valores netos y no en valores brutos de la inversión'.

El nuevo modelo retribuye, para cada instalación y durante la vida de la misma, dos conceptos: inversión (amortización de las instalaciones y financiación del capital) y operación y mantenimiento. Así, se establece un mandato a la CNE para que proponga unos valores unitarios de referencia de inversión y de operación y mantenimiento, dado que los empleados hasta ahora han quedado obsoletos.

Sobre estos valores unitarios de referencia (estándares), se garantiza una rentabilidad del 7,71%, como término medio, aunque las empresas podrán obtener mejoras si incurren en costes menores que los contemplados por los estándares.

En cualquier caso, 'estas ganancias de eficiencia retornarán en un 50% a los consumidores', indica el ministerio. Adicionalmente, el transportista recibirá una bonificación o penalización de más o menos el 2%, como incentivo a la disponibilidad para el conjunto de sus instalaciones.