Bolsa

BME pierde pie por miedo al descenso de la negociación

Las acciones de Bolsas y Mercados Españoles (BME) se desplomaron hasta mínimos de hace un año debido a las desfavorables perspectivas sobre la evolución de su beneficio. BME, que publica hoy sus resultados, se dejó un 4,35%, la segunda mayor caída del Ibex 35, y cerró en 36,1 euros por título.

Las ventas se cebaron ayer con BME, justo un día antes de que el holding de mercados españoles publicara sus resultados del pasado año. Aunque las expectativas para 2007 no son pesimistas (el consenso de los analistas apunta que su beneficio crecerá casi un 52%, hasta los 200 millones de euros), los expertos consideran que la crisis va a hacer que los volúmenes de contratación se resientan este ejercicio.

Con estas premisas, Morgan Stanley rebajó ayer su recomendación sobre BME de 'sobreponderar' a 'igual que mercado', lo que contribuyó a hundir la cotización. Morgan Stanley, además, ha recortado su precio objetivo desde los 55 hasta los 40,4 euros por acción. Credit Suisse también lo redujo hace unos días de 50 a 45 euros.

Ayer, BME cerró en 36,1 euros, tras perder un 4,35%, la segunda mayor caída del Ibex 35. El resto de sus homólogos europeos también vivieron una jornada negra. London Stock Exchange perdió un 5,53% y Deutsche Börse, un 4,37%.

Algunos expertos atribuyen estos descensos a la posible retirada de algunos de sus accionistas, entre los que mencionan a cajas de ahorros de pequeño tamaño que puedan estar atravesando dificultades y aprovechen la ocasión para materializar plusvalías.

Con estos descensos, BME se sitúa ya un 29,6% por debajo de los máximos alcanzados el pasado noviembre. Y se acerca a su precio de salida a Bolsa, en julio de 2006, fijado en 31 euros por acción.

Algunos analistas creen que la corrección ha sido excesiva. 'Cotiza a un PER 2008 de 14,5 veces, frente a las 19,5 veces de Deutsche Börse', señala Javier Bernat, de Caja Madrid. Añade que el excedente de caja que tiene la compañía le permite garantizar el mantenimiento del dividendo aunque las cosas vengan mal dadas.

Los rumores de opa sobre el valor son menos intensos

Las especulaciones de una posible opa sobre BME parecen haber remitido en las últimas semanas. Unos rumores que habían catapultado su cotización hasta máximos, sobre todo en la segunda mitad del pasado año. 'BME cotizaba con una cierta prima por la posibilidad de que fuera objeto de una compra por parte de un rival. Con la crisis actual y el crédito corporativo congelado, no tiene sentido que cotice ya con esta prima', explica Héctor Martínez, analista de Venture Finanzas.