Aerolíneas

Iberia ampliará sus planes en El Prat si compra Spanair

La perspectiva de integrar a Spanair en su grupo inclina a Iberia a replantearse su política en El Prat. Su presidente Fernando Conte dijo que hará un vuelo directo compartido con American Airlines desde Barcelona a Nueva York.

El presidente de Iberia se mostró ayer comedido al contestar a las reiteradas preguntas de los periodistas que querían conocer cuál será la política de la compañía en El Prat si, finalmente, su empresa logra hacerse con la propiedad de Spanair. Fernando Conte señaló que si tal supuesto se confirma, 'posiblemente' Iberia desarrollará una estrategia para que se aporte la masa crítica de pasajeros en conexión que hagan viable la realización de vuelos de larga distancia desde el aeropuerto de Barcelona.

Conte realizó estas declaraciones en la presentación de los resultados de 2007, año en el que Iberia ganó 327 millones, con un incremento del 132% sobre el ejercicio anterior, y en torno al 19% en el beneficio operativo estándar para el sector. En Bolsa subió ayer el 3,8%

La cauta apuesta de Conte en favor del reposicionamiento de la compañía en Barcelona responde a la tensión generada en Cataluña por el impacto que tendría en El Prat la posible compra de Spanair por Iberia. El presidente dijo que su compañía 'ha sido la única' en hacer una apuesta por Barcelona y que si sale adelante la compra podrá retomar su proyecto para El Prat.

El puente aéreo mantiene las mismas frecuencias y aviones más pequeños

Conte afirmó que la propuesta de compra de Iberia se da en el marco de un contexto de crecimiento 'irracional' de la oferta en el mercado doméstico, lo que ha llevado a muchas compañías a incurrir en pérdidas que cifró en 200 millones de euros 'o más'.

Iberia tiene sólo el 35% de la cuota del mercado aéreo interior y si se uniera a su competidora este ratio subiría hasta el 60, según Conte. Los problemas de concentración del mercado que se deriven de la operación Spanair deberá determinarlo el organismo de Competencia y Conte dejó claro que Iberia aceptará su dictamen.

Sobre la puesta en marcha del AVE a Barcelona, dijo que la aerolínea mantendrá frecuencias similares, pero con aviones más pequeños.

En abril entrará en vigor el acuerdo de cielos abiertos entre la UE y Estados Unidos, que será favorable para el tráfico entre España y el país norteamericano. Conte recordó que Iberia y American Airlines han pedido la inmunidad al amparo de este acuerdo y harán vuelos conjuntos, uno de ellos entre Barcelona y Nueva York.