Puesta en marcha del AVE

Iberia prevé una disminución de pasajeros del Puente Aéreo de entre el 15 y el 20%

Iberia prevé que la ocupación de los vuelos del Puente Aéreo Madrid-Barcelona disminuya entre un 15 y un 20% con la entrada en funcionamiento del AVE, por lo que habilitará aviones más pequeños para estas rutas, aunque no va a disminuir el número de frecuencias.

Antonio Mayo, jefe de la Unidad del Puente Aéreo en Barajas desde hace 16 años, ha manifestado que las previsiones indican que el descenso puede ser de entre un 30 y un 35% al principio por "la novedad", pero luego se situará en no más del 20%.

Mayo ha destacado que en la actualidad se ofertan unas 10.000 plazas diarias y se prevé reducir esta cifra en un 20% a partir del próximo 1 de abril, fecha en la que variará la flota con la que se opera en el Puente Aéreo.

Entre el aeropuerto de Barajas y el del Prat se operan diariamente unos 160 vuelos, de los que unos 64 corresponden al Puente Aéreo de Iberia, otra treintena a rutas regulares de la compañía; 40 a Spanair; 14 a Vueling y unos 15 a Air Europa.

En comparación con el AVE, Mayo ha manifestado que el Puente Aéreo ofrece un mayor número de frecuencias, ya que entre las 06.00 y las 13.00 horas se operan 16 vuelos desde Madrid, con una duraciónde 50 minutos, mientras que en esa franja horaria sólo hay 3 trenes directos, con una duración de 2 horas con 43 minutos por trayecto.

Además, ha dicho que en las franjas horarias de mayor ocupación (entre las 06.00 y las 09.00) el Puente Aéreo despega de Barajas cada 15 minutos y después cada 30 minutos o cada hora, hasta completar la media de los 32 trayectos de salida y otros tantos de llegada.

Según Mayo, en este servicio "la gente no mira el precio sino la rapidez" y ha recordado que el billete "Puente AVE" cuesta unos 30 euros menos que lo habitual, pero en Iberia se pueden canjear pasajes por los puntos de la tarjeta de fidelización.

Varios de los viajeros que hoy han tomado el Puente Aéreo, la mayoría ejecutivos que realizan el trayecto con frecuencia, han expresado su disposición a probar el tren y han manifestado que "lo más engorroso del Puente Aéreo" son las medidas de seguridad de los aeropuertos y que éstos están fuera de las ciudades.