Compra

ICD renegocia las condiciones de los préstamos de Colonial

El fondo dubaití ICD se ha dado más días para comunicar su decisión sobre si compra o no la inmobiliaria Colonial. ICD negocia nuevas condiciones con los bancos que han financiado a Colonial la estructura de su deuda, superior a los 8.500 millones de euros.

Investment Corporation of Dubai (ICD) negocia con los bancos que han financiado la deuda de la inmobiliaria Colonial otra estructura diferente de la que tiene ahora, informan fuentes conocedoras de las operaciones.

El fondo dubaití ha realizado ya la due diligence sobre las cuentas de la compañía, indican las mismas fuentes, y su decisión de lanzar o no una oferta de compra sobre Colonial depende ahora de la negociación de las condiciones acordadas anteriormente por los accionistas de Colonial con las entidades financieras Eurohypo, Caylon, Royal Bank of Scotland y Goldman Sachs.

La deuda de Colonial se acerca a los 9.000 millones de euros y la mayoría esta en manos de las cuatro entidades citadas a través de un crédito sindicado. Dicho crédito contempla una renegociación de las condiciones en el caso de que la compañía cambie de propietarios.

COLONIAL 9,92 1,64%

ICD comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores el pasado 1 de febrero que había llegado a un acuerdo con los principales accionistas de Colonial (Luis Portillo, con casi el 40% del capital y el grupo Nozar, con el 12,3%, señalan los registros de la CNMV) según el cual se comprometían de forma irrevocable a vender sus participaciones al fondo dubaití en el caso de que este decidiera finalmente lanzar una oferta de compra.

El fondo de Dubai indicaba en su comunicado que dispondría de un plazo de dos semanas para realizar la due diligence, a contar desde el 31 de enero. Una vez finalizado ese plazo ICD debe decidir en tres días hábiles si ratifica su interés en lanzar una oferta por el 100% del capital, explicó la sociedad dubatí en su comunicado al regulador.

Previo al interés de Dubai por Colonial la división inmobiliaria de la estadounidense General Electric también estudió la adquisición de la compañía española. Y accionistas de Colonial plantearon la posibilidad de llevar a cabo una fusión con la francesa Gecina.

Goldman Sachs se lo piensa

Según las fuentes consultadas, de los cuatro bancos que tienen firmado el crédito sindicado con Colonial es Goldman Sachs el que más tiempo está exigiendo para negociar nuevas condiciones con ICD.

El banco estadounidense no quiso ayer comentar estas informaciones.

La elevada deuda de Colonial, la mayor en la historia del sector inmobiliario español -que será superada por Metrovacesa: la compañía de la familia Sanahuja prevé superar en 2010 los 9.000 millones de deuda- proviene fundamentalmente de las operaciones efectuadas por Luis Portillo al frente de la compañía.

En poco más de año y medio el empresario sevillano compró el 15% del grupo FCC, la inmobiliaria Riofisa y amplió su participación en la francesa SFL. La caída del sector inmobiliario español y la crisis crediticia han endurecido las condiciones de los préstamos otorgados.

La inmobiliaria cae en Bolsa un 7%

Colonial cayó ayer en Bolsa un 7,14% cerrando a 1,69 euros por acción. La compañía perdió en 2007 un 60% de su valor. La pignoración por parte de sus accionistas de los títulos de la compañía, la caída del sector inmobiliario español y la crisis crediticia mundial han influido en esa pérdida de valor en el mercado. En lo que va de 2008 el interés por Colonial de otras compañías, como General Electric o la posibilidad planteada de una fusión con Gecina, ha presionado el valor. Los precios actuales otorgan a la inmobiliaria un valor bursátil cercano a los 3.000 millones.