Arcas del Estado

Bruselas ve "sólidas" las cuentas públicas de España, pero alerta del envejecimiento

La Comisión Europea considera que la estrategia presupuestaria de España es "sólida" y que el crecimiento continuará siendo superior a la media, pero alerta del riesgo del envejecimiento de la población para la sostenibilidad a largo plazo de las finanzas públicas.

Bruselas dio hoy su visto bueno al Programa de Estabilidad de España para el periodo 2007-2010, que prevé un superávit en las arcas públicas del 1,2% del PIB para este año y los dos próximos.

"En España la situación presupuestaria es saneada, registrando las Administraciones públicas superávit superiores a los fijados como objetivo a medio plazo, con un ratio de deuda relativamente bajo", señaló la Comisión en un comunicado.

El Ejecutivo comunitario felicitó al país por "mantener objetivos ambiciosos, pese a la ralentización del crecimiento económico". No obstante, Bruselas advirtió sobre el "riesgo medio" que supone el envejecimiento de la población para la sostenibilidad a largo plazo de las finanzas públicas, e instó a las autoridades nacionales a adoptar "nuevas medidas" orientadas a contener esos efectos.

Según el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, "los elevados superávit presupuestarios y el bajo nivel de endeudamiento ofrecen un margen de seguridad frente al posible descenso de los ingresos tributarios como consecuencia del actual ajuste del sector inmobiliario".

Atentos a los recortes de impuestos

El análisis de la CE prevé que el crecimiento en España seguirá siendo "holgadamente superior a la media de la zona euro hasta 2010", pero alerta de que "ante la ralentización del sector inmobiliario y, por ende, de la economía, es esencial analizar atentamente los efectos de los recortes impositivos y del aumento del gasto".

Además, reclamó que en el actual contexto de ralentización económica, tenga en cuenta el impacto de cualquier recorte de impuestos o aumento de gastos permanente para evitar que pueda poner en riesgo el equilibrio presupuestario. El mensaje del Ejecutivo comunitario llega en plena batalla de ofertas electorales de reducciones de impuestos del PSOE y del PP de cara a los comicios del 9 de marzo.

Por otro lado, considera "importante" fomentar las inversiones para impulsar la productividad, como el gasto en I+D, en infraestructuras y educación, "a fin de favorecer un ajuste suave de la economía frente a los desequilibrios exteriores, la contracción del sector inmobiliario y el actual diferencial de inflación con la zona euro".

Las previsiones de Bruselas estiman que el nivel de endeudamiento de España se situará en el 30% en 2010, frente al 36% de 2007 y casi el 60% a principios de la presente década. "A la luz de la evaluación de la Comisión, se exhorta a España a que, además de conservar una situación presupuestaria sólida, potencie aún más la sostenibilidad a largo plazo de la hacienda pública adoptando medidas adicionales para contener los futuros efectos del envejecimiento", insiste el comunicado.

El análisis del ejecutivo comunitario de la estrategia presupuestaria española será remitido al Ecofin (Consejo de Ministros de la UE), que debe dar su visto bueno a las recomendaciones de Bruselas.