El análisis de la semana

El respiro dado por la renta variable apenas mejora las rentabilidades

Los mercados de renta variable le han dado un ligero respiro a los planes de pensiones bursátiles, que esta semana no han visto empeoradas sus cuentas ya que los mercados en los que operan los gestores de los planes de pensiones españoles han registrado recuperaciones del entorno del 1%. Aún así, el sector de la renta variable sigue presentando pérdidas que por término medio rondan el 10% en lo que va de año y también en los doce últimos meses, bastante en línea con lo que reflejan los principales índices de los mercados de renta variable.

Los planes de renta fija, en sus tres principales vertientes, son los que siguen ofreciendo las mejores expectativas de defensa del valor de la inversión, aunque ya en enero vivieron su mejor fase en los últimos cuatro años, reforzando con ello las valoraciones de los planes de pensiones de esta categoría. Los mercados siguen apostando por bajadas de tipos de interés oficiales, tanto en EE UU como en Europa, lo que coloca las valoraciones de los bonos en buena posición. Aún así, la rentabilidad media en los últimos doce meses es del orden del 2%. Los analistas esperan que la renta fija adquiera algo más de valor a lo largo del año lo que, unido a los rendimientos propios de los bonos, permita alcanzar rentabilidades de más del 5% en el conjunto del año, es decir, por encima de la inflación esperada. En los planes garantizados, la evolución es bastante similar. Estas dos categorías de planes, junto a los más defensivos de renta fija a corto, son las que están sosteniendo este año las ganancias de los partícipes.

Las expectativas de la renta variable son, por el contrario, bastante peores a corto plazo, ya que los pronósticos siguen apuntando a elevadas volatilidades en las Bolsas, con altas percepciones de riesgo por parte de los inversores. La casi totalidad de los planes bursátiles y de renta variable mixta (los mixtos que cuentan con buena parte de sus inversiones en las Bolsas) ofrece pérdidas en lo que va de año, en algunos casos por encima del 20%.