_
_
_
_
Foro Cinco Días/XXX Aniversario

La paridad de sexo en los consejos será 'obligatoria' si los empresarios incumplen la ley

Si las empresas no cumplen la Ley de Igualdad, que incentiva la paridad entre hombres y mujeres en los consejos de administración, el Gobierno hará 'obligatoria' esta medida. Así lo anunció ayer el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, quien también desaconsejó hacer reformas de la negociación colectiva.

La Ley de Igualdad vigente indica que las grandes empresas 'procurarán' incluir en sus consejos de administración una presencia equilibrada de hombres y mujeres (mínimo de un 40% y máximo de un 60% de cualquiera de los dos géneros). Para ello, la norma les da un plazo de ocho años.

Sin embargo, el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, aseguró ayer en el foro CincoDías que si el Gobierno socialista gana las elecciones revisará la aplicación de la Ley de Igualdad en cuatro años; y si las empresas están incumpliendo la norma opinó que la aplicación de la paridad en los consejos deberá convertirse en obligatoria. Dicho esto reconoció que este cambio se haría con un 'periodo de transición'.

En cuanto al resto de medidas de esta ley que afectan a las empresas, como la obligatoriedad de negociar medidas y planes de igualdad, Caldera precisó que su implantación, a través de la negociación colectiva, llevará tiempo. En su opinión, son iniciativas que 'exigen una cultura, que no se puede implantar en seis meses'.

Más información
VIDEO: Jesús Caldera, en el Foro Cinco Días

También en este caso señaló que si en el plazo de 'cuatro o seis años' las empresas no generalizan los planes de igualdad, 'habrá que tomar medidas más drásticas'.

Caldera también avanzó que una de las medidas que tomará el Gobierno socialista si sale vencedor de las urnas, en los primeros tres meses de mandato, será elaborar una 'profunda y amplia hoja de ruta' para el diálogo social con empresarios y sindicatos.

Aunque también precisó que en dicha hoja de ruta no incluirá una reforma de la negociación colectiva. 'Respetaremos totalmente la autonomía de patronal y sindicatos en esta materia, donde yo les daría un sobresaliente por la moderación salarial de los últimos años', indicó. Y añadió: 'no toquemos mucho los convenios colectivos si han ido bien'.

'Seré ministro si me lo proponen'

Entre las inquietudes que los asistentes a este foro manifestaron ayer a Caldera estaba si repetiría como ministro de Trabajo. Al responder a esta pregunta, en un principio pareció que dudaba sobre su repetición en el cargo: 'ser ministro es muy difícil', insistió en varias ocasiones. Aunque, finalmente, admitió: 'si me lo ofrecen diría que sí, porque he estado muy a gusto en el puesto'.

Reforma laboral. Contrato a temporales 'de larga duración'

El PSOE pretende 'intensificar algunos aspectos de la actual reforma laboral' si gana las elecciones del 9 de marzo, según dijo ayer el ministro de Trabajo, Jesús Caldera. Así, explicó que 'sin limitar la flexibilidad que necesitan las empresas', los socialistas barajan 'definir un nuevo contrato para temporales de larga duración', que tendría carácter de indefinido para aumentar la protección de estos trabajadores.En la práctica esto supondría un híbrido entre el actual contrato fijo-discontinuo y el contrato temporal de obra y servicio. Si bien hizo hincapié en que tendría carácter estable, aunque no dio más detalles.Al mismo tiempo, precisó que los socialistas tienen la intención de incrementar las cotizaciones sociales de los contratos temporales abusivos. En concreto, indicó: 'incrementaremos la carga de los contratos que siempre se acaben en el fin de semana o en periodos de vacaciones'.Sin embargo, despejó dudas sobre la eterna demanda empresarial de abaratar el coste por despido. Y fue tajante al asegurar: 'no es necesario tocar más la indemnización por despido'.Anunció que el PSOE seguirá tomando medidas para incentivar la 'prolongación voluntaria de la vida laboral'. De hecho, dijo que las iniciativas adoptadas en este sentido han hecho que en 2007 se hayan jubilado entre 30.000 y 40.000 trabajadores menos.

Ley de dependencia. 'Las empresas tienen que entrar en la red'

La puesta en marcha de la Ley de Dependencia está siendo lenta. Así lo admitió el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, quien señaló que 'ya se están atendidas 120.000 personas', cuando la previsión del Gobierno era terminar el año pasado con 200.000 grandes dependientes asistidos.Además, explicó que de momento, sólo se están autorizando ayudas económicas directas, y 'hay problemas' a la hora de ofrecer prestaciones de servicios porque no existe una red asistencial de residencias y centros de día o de noche.Ante esta situación, Caldera anunció su intención -si ganan los socialistas- de crear un 'contrato programa' en el que estarían el Estado, las comunidades autónomas y las empresas privadas, para que todos participen en la construcción de la red de atención a dependientes. Se trataría de 'garantizar (a las empresas privadas) un horizonte de 10 o 15 de explotación de estas plazas residenciales concertadas'. Esto será lo que propicie la creación de 350.000 empleos hasta 2015 y la elevación del PIB 1,5 puntos hasta 2010.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_